Crónica Real Zaragoza vs Lugo | Jornada 23 | Segunda división | El Lugo empató en el último minuto
Real Zaragoza
1-0
CD Lugo

Fede Vico congela La Romareda e instala los peores fantasmas

Cani celebra su gol (Foto: Dani Marzo).

Agné planteó el partido con revolución en el once; nuevos laterales (Zapater y Cabrera), nuevos pivotes (Morán y Ros) y la velocidad de Xumetra y Edu García para las bandas. La idea era buscar fiabilidad defensiva y lo cierto es que el equipo fue más sólido. Sin embargo, siguió muy espeso en la creación de juego y pecó de falta de acierto. El equipo fue incapaz de aprovechar el gol de Cani y Fede Vico empató en el minuto 93.

 
La primera parte comenzó con brío por parte de los locales. Agné ordenó la presión en la salida de balón que siempre busca el Lugo y esto provocaba que ellos no jugaran tan cómodos y que hubiese algún robo peligroso. Xumetra fue el primero en buscar a José Juan con un disparo envenenado que se colaba por la escuadra. El portero se hizo gigante en la siguiente acción con un mano a mano que tuvo Ángel. El delantero no acertó con su remate en un ocasión clarísima.
El fallo del canario dio alas al Lugo que se fue a por la portería que volvía a defender Irureta pese al fichaje de Saja. Los gallegos llegaron a marcar por mediación de Joselu, pero el asistente anuló el tanto por un dudoso fuera de juego. El equipo de Agné aguantó bien esa racha de embestidas visitantes y acabó los primeros 45 minutos buscando el gol, con Xumetra como estilete más destacado.
El Lugo salió mucho más enchufado en la segunda parte y tuvo acorralado al Real Zaragoza en su portería. Merced a ese asedio, llegaron las ocasiones. La más clara en un saque de esquina en el que Irureta dudó en salir –aunque reclamó falta- y la pelota se paseó por la línea de gol. Aún hubo algún susto más, pero el equipo –insistimos, más sólido que nunca- aguantó la presión y le dio la vuelta al partido.
El Zaragoza se espabiló y seguía presionando. En una de esos, Javi Ros ganó un balón de oro y habilitó a Cani en el centro del área. El de Torrero le pegó de primeras y el balón se coló por la escuadra haciendo un gol que era crédito, oxígeno, vida… El goleador dejó su sitio a Bedia, que debutaba como jugador del equipo aragonés, buscando frescura en el centro del campo.
Irureta se tuvo que emplear a fondo con un paradón a remate de Joselu y en un saque de esquina que se colaba directo. El Lugo cogió la pelota sin disimulo y buscaba el empate. Agné miraba la hora…Su equipo se rehízo y no pasó demasiados apuros pero fue incapaz de abrochar la victoria y Fede Vico congeló la pelota en el último minuto.

Un contenido de:
Chesus Santamaría

Domingo, 29 de enero de 2017. 19:26
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *