Real Zaragoza Noticias | Crónica | Victoria vital del Real Zaragoza ante el Mirandés
Mirandés
0-1
Real Zaragoza

Una bala perdida de Ángel fulmina a los fantasmas del descenso

Reportar vídeo


La final de Anduva se afrontó desde el inicio por el Real Zaragoza como eso: una final. Láinez se había empeñado en recordar que el equipo se encontraba en el fango y que la racha de cuatro partidos sin perder no le hacía subir de estatus. El técnico eligió a su once de referencia para esta batalla que podía suponer un paso decisivo para ganar la guerra por la permanencia. A estas alturas del año aún hay algún optimista que hace otras cuentas…

El partido comenzó con dos acercamientos del Mirandés. Ratón anulaba el remate de Urko Vera y la zaga frenaba otro ataque peligroso. También hubo un balón que se perdió paralelo a la línea de gol buscando rematador. Al Zaragoza le vinieron bien estos sustos y comenzó a desperezarse. El equipo buscaba a Ángel, pero Roberto evitó en dos ocasiones que el delantero canario llegara a conectar el remate.
Pero la fe del ariete zaragocista no conoce límites. El lateral largo en el que Láinez ha reconvertido a Cabrera –uno de los matices tácticos más acertados del nuevo entrenador- puso un centro rasito para su compañero. Roberto volvió a despejar, pero, en esta ocasión, el balón rebotó en el cuerpo de Ángel y se marchó al fondo de las mallas en lo que suponía el décimo noveno gol del tinerfeño.
El equipo se encontraba más cómodo con el marcador a favor. Las llegadas eran claras y había peligro en ellas. La mejor acción fue una jugada personal de Zapater, que acabó con una gran asistencia a Ros. El navarro buscó a Ángel de nuevo cuando debía haber disparado a puerta y el asistente de Ascediano se inventó un fuero de juego, aunque el delantero había echado el balón fuera.
Los minutos iban pasando y se acercaba el tiempo de descanso. Pablo Alfaro, el técnico aragonés del Mirandés, no esperó al paso por vestuarios y sacó del campo a un Álex García, que estaba sufriendo mucho, para dar entrada a Sangalli. Un disparo de Guarrotxena fue el único bagaje que aportaron los locales en esa fase final del primer periodo y el Zaragoza aún tuvo una galopada con remate final de Iza.
El primer cuarto de hora de la segunda parte transcurrió de un modo muy diferente. El Mirandés salió a por el empate y el Zaragoza conformado, que hemos visto siempre que ha ido con marcador favorable, hizo presencia en Anduva. Urko Vera pudo marcar en el 46, pero su cabezazo se marchó fuera.
Los de Láinez no conseguían sacudirse del acoso local. Kijera se hizo un autopista por la banda y llevaba mucho peligro con sus centros. Ratón tenía trabajo extra, la parada más meritoria fue un disparo de Guarrotexena con bote pronto que pudo despejar fuera. La cosa se ponía fea y defender el botín de Ángel parecía muy arriesgado.
Láinez movió el banquillo, pero fue un cambo natural. Bedia le dejó su sitio a Cani con la intención de tener un poco más la pelota. La intensidad de Mirandés bajó, pero el Zaragoza no era capaz de coger la batuta del partido y, por lo tanto, seguía sufriendo. La siguiente sustitución fue más clara ya que sacó a Jesús Valentín al campo en una clara maniobra de contención
Ángel tuvo tiempo para provocar un penalti, que Ascediano no quiso pitar a pesar de estar muy cerca de la jugada. Entre tanto, Láinez vio que podía ser el momento de Samaras y dio entrada al griego con diez minutos por delante para mostrar su estado de forma. El Mirandés serguía atacando y el Zaragoza, sorprendentemente, defendiéndose bien. La mejor ocasión fue del Zaragoza y precisamente con Samaras poniendo un balón de gol a Ángel, que no concretó esta vez el canario. Así se llegó al final, sumando un triunfo de oro.

Todos los resultados en resultados.eldesmarque.com

Un contenido de:
Chesus Santamaría

Domingo, 23 de abril de 2017. 14:42
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *