Crónica Alavés-Real Zaragoza | El Zaragoza saca un punto en Vitoria| Segunda división 2015-2016
Alavés
0-0
Real Zaragoza

El Zaragoza saca un punto en el show de Pérez Pallas

Reportar vídeo


El Real Zaragoza sacó un punto en Vitoria que sabe a gloria después de jugar todo el segundo tiempo con un hombre menos por una rigurosa expulsión de Culio en el minuto 44. El equipo se mostró muy ordenado y no sufrió demasiado. Solo la mala decisión arbitral desactivó al conjunto zaragocista que sigue sumando.

 
La primera parte fue muy trabada durante los 45 minutos por las propias circunstancias del juego y por el exceso de protagonismo que siempre tuvo el árbitro con continuas interrupciones y demasiada charla con los jugadores que no sirvió para imponer su autoridad.
El Real Zaragoza insistía en ser fiel a su estilo y el Alavés demostraba que sabía lo que hacía. El primero en aparecer con peligro fue el conjunto local por medio de Juli en una acción en la que cuando estaba a punto de encarar a Manu Herrera apareció Lele Cabrera para evitar el remate. Tras este susto inicial apareció la mejor versión zaragocista. El equipo de Carreras comenzaba a combinar y fruto de esas acciones comenzaron a producirse las ocasiones. Javi Ros se vio solo delante de Pacheco, pero no pudo rematar y en la misma jugada remató pegado al palo para que se luciera el guardameta local.
Erik Morán tenía espacio para aproximarse a la zona de creación y desde esa posición el vasco se lució a la hora de filtrar algún buen pase que no aprovecharon sus compañeros. En una de esas jugadas, el centrocampista bilbaíno vio cómo se desmarcaba Ángel y le puso un balón de gol, que no supo hacerlo bueno el delantero canario. Pacheco sacó con el pie la mejor ocasión del partido y evitaba el primer zaragocista.
El Alavés también se asomaba de vez en cuando, pero sin excesiva confianza en sus acciones ofensivas. Al filo del descanso, exactamente cuando quedaba  un minuto para enfilar el camino de los vestuarios, Pérez Pallas volvió a reclamar la atención de los focos y en una falta en el centro del campo, sin mayor consecuencia y de una intensidad más bien baja, mostró la segunda amarilla a Culio y dejó al Real Zaragoza con un jugador menos y, lo que es peor, sin el jugador que pone el alma del equipo aragonés. De traca.
Lluis Carreras decidió no hacer ningún cambio a pesar de la expulsión de Culio y el equipo se recompuso con los diez que quedaron. Dos líneas de 4 muy claras y Ángel en solitario arriba intentando ganar algún balón. El equipo aragonés aguantó bien con esa formación defensiva en esos primeros compases del segundo tiempo. Incluso se permitió alguna llegada gracias al innegociable buen trato de la pelota.
Sin embargo, la inferioridad se notó en la mejor ocasión que tuvo el Alavés en las botas de Gaizka Toquero, que envió demasiado cruzado un servicio de Dani Pacheco. Era el minuto 62 y quedaba mucho tiempo para seguir remando.
La fe zaragocista hacía multiplicarse en labores defensivas y evitaba más ocasiones del equipo vitoriano. Carreras puso enseguida a Lanzarote por Hinestroza y tardó en seguir refrescando a un equipo cansado y acribillado a tarjetas por Pérez Pallas. Dorca dio aire saliendo por Javi Ros y sólo a falta de tres minutos quitó a Ángel y puso a Rubén para jugar con cinco defensas. El Alavés tampoco empujó mucho y el equipo de Carreras sacó un punto de oro y ya lleva cinco partidos sin perder.
 

Un contenido de:
Chesus Santamaría

Domingo, 06 de marzo de 2016. 12:00
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *