Crónica Real Zaragoza-Albacete Balompie | Jornada 29 | Sergio Gil salva tres puntos | Segunda división 2015-2016
Real Zaragoza
1-0
Albacete

Sergio Gil sale del escudo para meter al Zaragoza en ascenso

Los jugadores celebran el gol de la victoria. (Foto: Dani Marzo)

Mal partido del Real Zaragoza, que no pudo en ningún momento imponerse en el centro del campo y que solo su jerarquía como aspirante al ascenso y la fe que tienen los jugadores hizo que los tres puntos se quedaran en una Romareda que ve como su equipo se mete en ascenso.

 
Había puestos muchos focos sobre los cambios que se había obligado a hacer Lluis Carreras sobre todo en la zona de creación. Los primeros minutos fueron caóticos en ese aspecto y ocurrió lo que más se temía: se echaba mucho de menos a Juan Culio y Javi Ros. Ni Dorca ni Diamanka conseguían canalizar el juego ofensivo del equipo y la primera parte fue muy plana y escasa e ocasiones.
En medio de esa zozobra, el Real Zaragoza pudo adelantarse a un Albacete que muestra intención, pero que está como un flan. La mejor ocasión la protagonizó Alberto Guitián a balón parado. El central remató de cabeza, pero Juan Carlos estaba muy bien colocado. Tuvo otra Ángel en una contra montada por Diego Rico, que buscó un desplazamiento largo al canario para que su remate saliera fuera. Los manchegos asistían a esa propuesta zaragocista con demasiada timidez, y no se acababa de creer que Portu cada vez que se iba hacia arriba creaba peligro.
El dinamismo del nuevo Real Zaragoza no funcionaba con el viejo motor. Culio y Ros dan mucho más de lo que parece. Tanto es así, que Pedro y Gil salieron a calentar antes de la media hora de partido.
La segunda parte comenzó con los mismos argumentos, pero mucho más activo. Se produjeron dos llegadas consecutivas y la grada empezó a apreciar otra cosa. El exjugador zaragocista Javier Paredes tuvo una gran ocasión con un cabezazo dentro del área pequeña. Carreras no lo veía claro e introdujo el doble cambio. Diamanka fue pitado por la grada por su mal partido y, del mismo modo, manifestó su desacuerdo con el técnico por sacrificar a Lanzarote.
Los cambios se notaron y dieron otro aire al equipo. No hubo claras ocasiones ni la fluidez de otros partidos, pero el tufillo que se respiraba en La Romareda era muy diferente. El equipo local no acababa de encontrar fluidez a la hora de armar su ataque, pero al menos tenía intención de llegar. Ángel se fabricó un par de ocasiones y Pedro fue un puñal desde la banda derecha, acompañado por un Campins muy activo. El Albacete parecía noqueado y el Real Zaragoza comenzaba a creer en sus posibilidades. El público se despertó y la grada tiraba de los jugadores.
La gesta parecía imposible, el Zaragoza tenía encajonado al rival en su área, pero había claridad. Los de Carreras empujaban con corazón, pero sin eficacia. Solo con esa fe, un canterano, Sergio Gil, remató un balón, que tocó Pulido y consiguió una victoria que sabe a Primera.
 
 

Un contenido de:
Chesus Santamaría

Sábado, 12 de marzo de 2016. 17:47
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *