Crónica Real Zaragoza | Alcorcón - Real Zaragoza | Santo Domingo | Empate del conjunto aragonés en un partido ausente de fútbol y de ocasiones y con un solitario gol de Zapater en los primeros minutos
Alcorcón
1-1
Real Zaragoza

Empate pobre y sin fútbol en Santo Domingo

Zapater presiona a un rival. (Foto: LaLiga)

El Real Zaragoza llegaba a Santo Domingo con la intención de continuar la dinámica de victorias que la semana pasada pudo enganchar ante el Córdoba en casa. Y lo cierto es que la cosa comenzó bien. Pero, una vez más, los errores defensivos lastraron el partido y la poca producción ofensiva tampoco ayudaron demasiado en el recorrido hacia ese triunfo. 

Todo hacía presagiar que sería una tarde plácida. A los pocos minutos de comenzar el encuentro, Alberto Zapater ya habría el camino hacia la victoria. Rescataba un buen balón en la corona del área y con un buen disparo hacia un tempranero 0-1 en la que era (prácticamente) la primera ocasión blanquilla clara del encuentro. 
Un gol tempranero que, seguro, a muchos aficionados no convencería demasiado. Y hacían bien en desconfiar. El síndrome de ponerse por delante en el marcador empieza a ser un mal endémico para el cuadro blanquillo. Porque a raíz de ese gol, echó varios pasos hacia atrás. Incluso, se olvidó también del balón. Durante varios tramos del encuentro, la posesión fue 80-20 en favor de los alfareros.
Con este escenario, el conjunto madrileño fue ganando terreno y yardas al Real Zaragoza. El centro del campo se fue desdibujando demasiado y desde ese punto el Alcorcón fue haciendo, paso a paso, su encerrona a los de Natxo González. Primero Cristian, en una ocasión clara, y luego Lasure, metiendo la puntera de la bota a un balón que casi remata Pereira, evitaban el empate rápido. 
Pero el Alcorcón no se rindió y, finalmente, logró el empate a uno. Fue en una jugada de despropósitos. Primero con un despeje bombeado y a la corona del área que, naturalmente, el Alcorcón aprovechó para hacer su segunda jugada. Después vino la cadena de despropósitos. Lasure llegó tarde a tapar a Álvaro Peña que con una facilidad pasmosa puso el balón del tanto a Pereira entre Verdasca y Perone. El luso llega tarde, pero el recién incorporado también tuvo su parte alicuota de la culpa en el 1-1.

Sin fútbol y sin ocasiones

Tras llegar al descanso pidiendo la hora, la segunda parte de los blanquillos comenzaba con Natxo González mandando un mensaje. Febas abandonaba el terreno de juego tras una primera parte bastante pobre y Alfaro ocupaba su lugar. 
No mejoró demasiado el conjunto blanquillo. Lo cierto es que tras cinco primeros minutos de intensidad, los de Natxo González volvieron a dar un pasito atrás cediéndole todo el terreno al Alcorcón. Verdasca bajó notablemente sus prestaciones y Perone, que tampoco es que mejorase mucho con respecto a la primera parte, tapó las carencias y errores del luso. 
En ataque, Borja Iglesias fue un náufrago. No recibió balones. No reclamó balones y, por supuesto, ni siquiera le llegaron. Lo más destacable de la segunda mitad fueron las intervenciones de Cristian Álvarez, lo cual habla muy a las claras de lo que fue el Real Zaragoza. 
Tan pobre fue la producción ofensiva del conjunto aragonés en la segunda mitad que la primera ocasión del Real Zaragoza fue en el minuto 77 con un tiro de falta de Zapater que se marchó por encima de la portería alfarera. El fútbol brilló por su ausencia y la entrada de Papu por Pombo tampoco mejoró las cosas. 
Un punto en Santo Domingo renunciando al fútbol y al juego y gracias al tempranero gol de Alberto Zapater cuando el partido apenas comenzaba. Los zaragocistas desplazados a Alcorcón, por cierto, señaló a Natxo en los compases finales del encuentro después de volver a ser rácano en el planteamiento y conformista con el resultado. 

Todos los resultados en resultados.eldesmarque.com

Un contenido de:
Á. Montaner

Sábado, 03 de febrero de 2018. 18:47
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *