Noticias Real Zaragoza | Perfil de Carlos Terrazas, entrenador del Mirandés

Carlos Terrazas: pura pasión

Reportar vídeo

1       

El próximo domingo visita el estadio municipal de La Romareda el Mirandés y en su banquillo, uno de los personajes más pintorescos del fútbol español. Con un aspecto alejado de las modas actuales y una auténtica obsesión por el fútbol, Carlos Terrazas dirige al equipo burgalés por cuarta temporada consecutiva en Segunda División.

Carlos Terrazas nació en Bilbao un ya lejano 9 de febrero de 1962. Una vida forjada en los banquillos desde la más tierna infancia, con apenas 14 años comenzó a dirigir al equipo de alevines de su colegio. Desde ahí y hasta la actualidad, en Segunda, ha pasado por todas las categorías del fútbol español, todas menos una, la Primera. Una trayectoria que alcanzó el fútbol nacional, esto es, la 2ª B nada menos que a mediados de los años 90, dirigiendo entonces al filial del Athletic de Bilbao.
Desde entonces, Gimástica de Torrelavega, Burgos, Ceuta, Eibar, Jaén, Guadalajara y finalmente Mirandés han disfrutado de este técnico de aspecto quijotesco. Trayectoria marcada por un accidente de tráfico. Allá por 2004, cuando ocupaba el banquillo del Burgos y tras espiar un encuentro entre Majadahonda y Mirandés, sufrió un accidente del que todavía guarda recuerdos y secuelas. Infortunio que sin embargo, no afectó a su pasión por el fútbol, ya que sigue viajando y sumando kilómetros, cerca de 80.000 al año, acompañado desde entonces de su inseparable esposa al volante.
Así es Carlos Terrazas, la próxima amenaza del Real Zaragoza. Un hombre que a su llegada al Mirandés declaró su intención de ascender al equipo a Primera División y que acostumbra a alternar sistemas poco habituales en el fútbol actual, del 1-3-4-3 al 1-3-3-3-1. Habitual del palco de La Romareda retornará al césped en el que ha logrado la victoria en sus dos últimas visitas con el equipo burgalés.

Un contenido de:
Dani Marzo (@Marzo_s)

Jueves, 10 de noviembre de 2016. 08:01
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *