Noticias Real Zaragoza | Se buscan responsables de la situación del equipo

Comienza la enésima caza de brujas

Reportar vídeo

1       

La dura derrota en Cádiz ha encendido las alarmas en el seno del Real Zaragoza y ha supuesto la enésima caza de brujas que se hace en la entidad desde que la Fundación se hiciera cargo del club. Las anteriores crisis se resolvieron con despidos fulminantes como en el caso de Víctor Muñoz, el anterior director deportivo, Martín González, y otros técnicos ‘express’ como Carreras o Milla. ¿A quién le tocará ahora?

 
Los primeros focos se sitúan sobre Narcís Juliá. La plantilla está evidenciando unas carencias brutales en todos los puestos. La portería ya pasó su crisis, lo de los centrales ya se aventuraba, el riesgo en los laterales se asumía, la falta de centrocampistas creativos fue un debate en el verano y así hasta llegar a la punta de ataque. Está claro que el plantel está mal confeccionado y la excusa del dinero no sirve viendo otros ejemplos de la categoría como Reus, Girona, etc. Los ‘voceros’ oficiales ya han abierto la caja de los truenos contra Juliá. Mal asunto.
Pero por primera vez, y de una forma ruidosa, un sector importante de la afición ha manifestado su desacuerdo con la gestión de la Fundación Zaragoza 2032. El crédito de los responsables de la entidad parecía ilimitado, pero los seguidores ya se han cansado de aguantar, año tras año, errores groseros en la planificación deportiva. Además, las soluciones no han sido positivas y la enésima crisis requiere un análisis interno más concienzudo. Hace ya algunos meses que existen discrepancias internas sobre los roles que se repartieron entre los propios patronos a su llegada al Real Zaragoza. No hay que descartar que esta difícil situación que vive el equipo provoque cambios en su gestión interna. El zaragocismo sigue agradeciendo el esfuerzo que hicieron en su día por salvar al club, pero la gestión en lo deportivo está siendo nefasta.

Un contenido de:
Chesus Santamaría

Lunes, 05 de diciembre de 2016. 09:19
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *