Noticias Real Zaragoza | César Láinez | Raúl Agné | Luis Milla | Los blanquillos consiguen la salvación matemática tras el empate sin goles en Montilivi

Salvación sonrojante

Reportar vídeo

1       

Tres entrenadores y 50 puntos han hecho falta para que el Real Zaragoza continúe una temporada más en Segunda División. Debería ser algo para celebrar, pero el empate sin goles en Montilivi ante el Girona pone el cierre a -aunque aún queda el partido en casa ante el Tenerife- a una temporada en la que el objetivo inicial era volver a Primera División y en la que se ha terminado peleando por no descender a Segunda B. 

El Real Zaragoza venía del desastre de Palamós. Juliá, Director Deportivo por aquel entonces, abogó por el propósito de enmienda y por apostar por jugadores de la casa y talento aragonés. El primero en llegar fue Luis Milla, turolense, y en el mercado de verano el Zaragocismo recuperó tímidamente la sonrisa con las llegadas de Cani y Zapater
Un buen inicio de temporada, pero en el que el equipo se atascó demasiado pronto. Luis Milla no cuajó y terminó siendo destituido a finales de octubre. Demasiado pronto. Llegó Raúl Agné, un hombre de carácter. El equipo reaccionó tímidamente, pero el 'efecto Agné' se agotó demasiado pronto y el Real Zaragoza tardó demasiado en despedir al de Mequinenza. Un mes en el que el equipo perdió demasiados partidos vitales.
Llegó César Láinez y lo hizo a lo grande. Ganó 0-3 en Elche y parecía que otro gallo iba a cantar. Incluso, se miró tímidamente hacia el playoff, cuando por aquel entonces el objetivo inicial (de la etapa Láinez) era salvarse. Cinco jornadas estuvo sin perder en sus primeros cinco partidos. Pero la derrota contra el Getafe en La Romareda hizo regresar el vértigo a la plantilla. Tras el tropiezo con los madrileños, se perdió en Reus, se empató contra el Cádiz y el Rayo en casa y contra el Oviedo fuera. 

La temporada en cifras

Los números, tras el empate en el campo del Girona, han sido bastante pobres por lo general este curso. En 41 partidos, los blanquillos han logrado 12 victorias, 14 empates y 15 derrotas. En la faceta anotadora, la cuenta está en déficit. Gracias, sobre todo, al acierto de Ángel, el equipo ha anotado 49 dianas. Los desajustes defensivos y el debate en la portería han hecho que los blanquillos hayan recibido 50 goles en contra. Es decir, a más de un gol por partido. 
 

Un contenido de:
Á. Montaner

Domingo, 04 de junio de 2017. 20:00
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *