Borja Iglesias, una pesadilla en la defensa rival

Borja Iglesias, el 'Freddy Krueger' de los defensas

Reportar vídeo

1       

El delantero del Real Zaragoza, Borja Iglesias, ya es una de las sensaciones tanto de su equipo como de la Segunda División en este arranque liguero. Sus tres goles en los primeros tres partidos no han dejado indiferente a nadie que aprecie el fútbol. La calidad en la definición no es su única virtud. Su corpulencia y dinamismo abre un horizonte de posibilidades en el juego de su equipo, siendo además una pesadilla para los defensas en cada balón disputado.

Las defensas de Tenerife, Granada y Córdoba han sufrido en sus carnes el fútbol de Borja Iglesias. Agarrones, empujones, patadas y otras triquiñuelas con las que los zagueros intentan frenar al ariete zaragocista suelen quedar en vano. Por eso, Borja es sinónimo de brega y éxito, ingredientes con los que la afición del conjunto aragonés empieza a identificarse. El gallego ya es un ídolo en La Romareda.
Los atributos físicos de Borja Iglesias -que mide 1,87 metros de estatura, pesa 80 kilos y dispone de una gran anchura- suponen que en la mayoría de duelos salga victorioso. Muchas veces obliga al defensa en cuestión a hacerle falta e incluso penalti, como ya pudimos ver en La Romareda ante el Granada, que fue pitado, y en el Nuevo Arcángel, que no señaló el colegiado.
El delantero ha recibido 13 faltas en total, cuatro en Tenerife, cinco ante el Granada y otras cuatro en Córdoba. La mayor parte de ellas las recibe cuando protege el balón de espaldas y en los arranques por velocidad. No obstante, a veces es inevitable que Borja cometa falta en las disputas con los defensas. El ariete ha hecho nueve faltas.
 
 

Un contenido de:
Jesús López

Lunes, 04 de septiembre de 2017. 15:25
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *