Once partidos sin encajar dos goles hasta la derrota ante el Rayo

La gran racha del Zaragoza a la que el Rayo ha puesto fin

Dani Lasure conduce un balón rodeado de rivales

El Real Zaragoza de 2018 venía destacando por muchas cosas buenas. Una de ellas era la defensa: desde el regreso de las vacaciones de Navidad, la zaga sólo había encajado dos goles en un partido: en la derrota de enero ante el Granada. Entonces Adrián Ramos y Álex Martínez levantaron el 0-1 que había marcado Grippo. Tras eso, sólo un gol encajado o puerta a cero durante once jornadas. Natxo González estaba satisfecho y por fin se podía vislumbrar algo parecido a la muralla que levantó en el Reus el año pasado. El Rayo Vallecano, gracias a los zarpazos a Raúl Tomás y Trejo, ha dinamitado esta tendencia. 

 
Ahora mismo el Real Zaragoza lleva encajados diez goles desde que empezó la segunda vuelta. Unos datos que le han permitido entrar en la lucha por el ascenso, conseguir seis victorias seguidas y rentabilizar los goles que sobre todo han marcado Jorge Pombo y Borja Iglesias. Su seguridad defensiva, aparte de en los partidos contra el Rayo y el Granada, no le sirvió ante el Sevilla Atlético. El filial sevillista se impuso en La Romareda por 0-1. Dentro de la racha de once partidos siguiendo el código binario de 0 o un gol encajado, el otro partido que no se ganó fue el de Santo Domingo ante el Alcorcón, que se saldó con empate uno.
Las exhibiciones de Cristian Álvarez bajo palos, la consolidación de Alberto Benito y Daniel Lasure en los laterales y la llegada de Bruno Perone para competir en la zaga con Verdasca, Mikel González y Grippo por los puestos de central, son algunas de las razones de esta buena racha que el Rayo Vallecano ha podido romper.
 

Un contenido de:
M.G.

Domingo, 15 de abril de 2018. 18:21
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *