Análisis del Almería, próximo rival del Zaragoza

Cinco años luchando contra el descenso

Reportar vídeo


El Almería, próximo rival del Real Zaragoza, lleva demasiado tiempo acostumbrado a la zozobra, a rozar las llamas del descenso de categoría. En concreto, desde 2013. Aquel año ascendió a Primera división. Desde aquel momento, los andaluces no han parado de luchar por la supervivencia. Primero, dos años en la máxima categoría. Tras el descenso a la división de Plata en 2015, las cosas no han cambiado: las últimas dos temporadas, el Almería se salvó agónicamente de dar con sus huesos en el agujero de Segunda B. Este año, están a dos puntos de la zona roja. Demasiado tiempo sufriendo, casi cinco años en total.

 
Y eso que cuando descendieron, en el verano de 2015, todos los aspirantes al ascenso a Primera división (el Real Zaragoza de Ranko Popovic incluido) miraban al Almería con indisimulado respeto. Y no era para menos: conservaban la base de la máxima categoría en la plantilla (incluido su entrenador, Sergi Barjuán) y se habían reforzado con fichajes galácticos para la categoría. Los atacantes Chuli y Pozo llegaron por medio millón de euros cada uno, y se firmó también al portero Casto, al mediocentro Lolo Reyes, al ariete Kalu Uche y al exzaragocista Eldin Hadzic. Un equipo repleto de calidad que sin embargo no se adaptó a la categoría y sufrió hasta la última jornada. Tras el paso de Sergi Barjuán y Gorosito como entrenadores, fue el aragonés Fernando Soriano el que cambió las botas por la pizarra de técnico y salvó a los andaluces.
El año pasado, nueva decepción. Los Fidel, Diamanka, Fran Vélez, Trujillo, Casto o Pozo fueron incapaces de lograr salir de abajo en toda la temporada. Sólo destacó el ahora osasunista Quique, que al igual que en la anterior temporada fue el mejor de los indálicos y anotó 16 goles. Tras un horrible inicio de temporada con Fernando Soriano, se pudo remontar con Ramis como entrenador y se salvó en la última jornada ante el Reus.
No hay dos sin tres. Esta temporada también está siendo de agonía, de ir al campo a sufrir. Pese a los fichajes de gente como los exzaragocistas Juan Muñoz y Fran Rodríguez, o el buen centrocampista ex del Girona Rubén Alcaraz, un horrible comienzo de temporada acabó con Ramis despedido. Su sustituto, el veterano Lucas Alcaraz, enderezó un poco el rumbo almeriense. Debutó con una goleada ante el Real Zaragoza hace exactamente una vuelta, por 3-0 y un golazo de Fran Rodríguez desde fuera del área. Tras unos buenos meses, todo fue un espejismo: ahora mismo los rojiblancos acumulan siete partidos sin ganar y se acercan, una vez más, peligrosamente a unos puestos de descenso que ya empiezan a pesar como una maldición.

Un contenido de:
M.G.

Lunes, 16 de abril de 2018. 14:47
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *