Alfaro, Oyarzun, Alfaro y Vinícius no logran jugar

Los cuatro olvidados de la segunda vuelta

Reportar vídeo


La gran segunda vuelta que está haciendo el Real Zaragoza ha involucrado a toda la plantilla de manera equilibrada salvo por cuatro jugadores: Ángel Martínez, Alain Oyarzun, Jesús Alfaro y Vinícius Aráujo. Estos son los cuatro olvidados por Natxo González en la segunda mitad de la temporada (sin contar a Álvaro Ratón, quien por las lógicas particularidades de su posición sólo podría jugar ante la ausencia Cristian Álvarez). Un grupo de futbolistas que está viendo desde la barrera el gran momento de juego del equipo aragonés, un crecimiento que le ha hecho aspirar a un ascenso que en la primera vuelta parecía lejano.

 
Ninguno de estos jugadores ha sido titular ni un partido en lo que llevamos de segunda vuelta. El que más reciente tiene una aparición en el once es Vinícius Aráujo, justo al regresar de Navidad ante el Barcelona B. Aquel partido suplió la baja de un Borja Iglesias lesionado, y pese a tener opciones de gol no pudo marcar. Desde entonces sólo ha jugado algún rato suelto en las segundas partes ante Tenerife, Granada, Córdoba, Nàstic y Lorca FC, hace más de un mes ya. En el último partido en el que no estuvo Borja Iglesias, a finales de enero ante el Granada en Los Carmenes, Natxo prefirió dar entrada como jugadores más adelantados a Papunashvili y Jorge Pombo. Situación crítica para un delantero que fichó en agosto para una temporada con opción a otra más y que es un jugador totalmente prescindible para un entrenador que prefiere antes que él a Borja, Toquero, Papu o Pombo.
Otro jugador que ha caído en el ostracismo es Ángel Martínez. El lateral zurdo fue importante en la primera vuelta, con 14 titularidades, pero al regresar de Navidad se encontró por detrás de un inconmensurable Daniel Lasure que no deja de crecer, no comete errores y apenas ve amarillas, por lo que su situación (desde diciembre sólo ha jugado dos ratos sueltos) podría ir para largo. Eso sí, todo hace indicar que ante una sanción o lesión del canterano zaragozano, él sería el favorito para ocupar su puesto.
Pese a que en el extremo fue donde se ganó la reputación de ser una de las mejores perlas de la cantera de la Real Sociedad, Alain Oyarzun jugó en la primera vuelta más como lateral que como atacante. Así que también es uno de los damnificados de la eclosión de Dani Lasure. Tras un mal partido ante el Huesca en la derrota de inicios de noviembre en El Alcoraz, el vasco no ha vuelto a jugar como lateral. Desde entonces su papel es el de entrar como revulsivo en las segundas partes con muy poca continuidad.
El caso más paradójico es el de Jesús Alfaro, debido a su condición de fichaje invernal. Lalo argumentó su fichaje describiéndolo como una opción diferente a lo que había debido a su condición de extremo diestro, ideal según el director deportivo "para abrir el campo y romper al espacio". Lo cierto es que desde su llegada sólo ha disputado tres partidos saliendo de suplente, el último el pasado fin de semana ante el Almería en lo que fueron escasos tres minutos.
Al igual que Oyarzun, Alfaro tiene un problema: el rombo de Natxo González y su estilo de juego de buscar la jugada por el centro del campo le cierran muchas puertas. De hecho, dentro de la lista de jugadores que más centran desde la banda de la Liga 1,2,3, el Real Zaragoza no tiene ningún representante. Los que abren la banda son los dos laterales, Daniel Lasure y Alberto Benito (o Julián Delmás cuando le toca jugar a él). Un problema para dos jugadores tan de jugar pegados a la línea de cal como son Alain Oyarzun y Jesús Alfaro.

Un contenido de:
M.G.

Martes, 24 de abril de 2018. 14:21
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *