Dimarco: héroe, villano y viceversa

Lunes, 17 de Septiembre de 2018. 17:26
Federico Dimarco, celebra su gol con el Parma ante el Inter.
Federico Dimarco, celebra su gol con el Parma ante el Inter.

El fútbol va en muchas ocasiones de héroes inesperados. En parte es esto lo que apasiona del deporte rey. El pasado sábado, en San Siro, tuvimos una doble ración de sorpresas.

Se enfrentaban el Inter de Milán y el Parma. Un equipo que participa en la Champions y que debutará este martes, frente a un histórico que esta temporada vuelve a la máxima categoría del fútbol italiano tras acumular tres ascensos consecutivos.

Se hacía por tanto difícil pronosticar una victoria del equipo parmesano, pero como ya sabemos que el fútbol es un deporte repleto de sorpresas, la 'squadra' entrenada por Roberto D'Aversa, consiguió vencer por segunda vez en su historia al Inter a domicilio.

La última victoria del cuadro 'crociato' en el Meazza en Serie A data de 1999 (1-3), época en la cual el Parma atesoraba en su plantilla a jugadores del talento de Gianluigi Buffon, Fabbio Cannavaro, Lilian Thuram, Juan Sebastián Verón, Hernán Crespo, Enrico Chiesa o Faustino Asprilla. 

Muy lejos está de tener una plantilla similar, pero si la victoria del pasado sábado, con la que el Parma suma sus tres primeros puntos de la temporada tras rendir a buen nivel pero no obtener resultados en las tres jornadas anteriores, tuvo un nombre propio, ese fue el de Federico Dimarco.

Internacional con todas las categorías inferiores de la selección italiana -ha disputado un Mundial sub 20 y una Euro sub 19- y formado, precisamente en las categorías inferiores del Inter, Dimarco, que salió del banquillo tras el descanso para sustituir a Gobbi, fue el autor del único gol del partido con un potente disparo que se coló por la escuadra de la portería de Handanovic, pero antes también fue protagonista al salvar sobre la línea -el VAR no estimó que fuera mano- el gol de Perisic.  

A pesar de estar cedido en el Parma por parte del mismo Inter, el lateral izquierdo de 20 años no dudó en festejar con entusiasmo su primer gol en la Serie A en apenas 15 partidos disputados en la competición. 

Dimarco debutó con el primer equipo del Inter en la temporada 14/15 en un encuentro de Europa League ante el Qarabag con apenas 17 años. Esa misma temporada se produjo su debut como interista en la Serie A y la siguiente marcharía cedido al Ascoli de la Serie B. En la 16/17 ya tuvo más regularidad en la máxima categoría del fútbol italiano con el Empoli y la pasada campaña fue cedido al Sion suizo en el que apenas tuvo protagonismo.

"Por ahora sólo pienso en el Parma, pero si el club me considera un jugador del Inter, volveré o intentaré encontrar otro equipo. Me duele haber marcado este gol al Inter, pero estas cosas pasan...Quién sabe si fue el destino"

Esta campaña tampoco tenía sitio en el Inter y se marchó cedido al Parma con la intención de asentarse ya en la Serie A como un lateral de recorrido y de ida y vuelta. Un futbolista con cualidades ofensivas pero que no desatiende a las ineludibles labores defensivas que le otorga su posición en el campo tal y como ha demostrado hasta la fecha. Un Dimarco, que tras su espectacular gol ha empezado a ser comparado con Roberto Carlos, en el contexto ideal para crecer y -¿por qué no?- hacerse con un puesto en el próximo Inter de Milán de la temporada 2019/20. Su techo está muy alto.


Repasa anteriores posts de 'Il CateNacho':

- Kluivert, veinte años más tarde

- Hora Z 

-¿Quién es Piatek?

¡Y suscríbete al podcast!

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *