Secciones

El español Iván García sorprende en el sprint y logra su primera victoria

Viernes, 17 de Mayo de 2019. 07:25

El joven ciclista español Iván García, de 23 años, dio este jueves la gran sorpresa en la decimocuarta edición del Tour de California al ganar la quinta etapa tras imponerse en el sprint a los grandes favoritos y conseguir su primera victoria en carretera como profesional.

Después de años de frustración al quedarse corto del triunfo, al final García, del equipo Bahrein-Mérida, logró el gran sueño tras imponerse en el sprint al argentino Max Richeze (Deceuninck-Quick Step) con un tiempo de 4 horas, 56 minutos y 11 segundos.

Mientras que el tercer puesto fue para otro ciclista latinoamericano, el colombiano Sergio Higuita, del equipo EF Education First, que entró también en la meta con el mismo tiempo que García.

La victoria de García llegó después de una etapa montañosa de 219,5 kilómetros a lo largo de la costa central de California, que fue la más larga de la edición de 2019.

El trayecto incluyó cinco subidas, incluidas dos veces por Foxen Canyon Road, luego San Marcos Pass, y dos ascensiones de Casitas Pass Road.

Rohan Dennis, líder de Bahrein-Mérida, dijo que el equipo decidió trabajar para García a primera hora porque los ascensos debían dejar atrás a algunos de los velocistas mejores y eso le daba oportunidad al ciclista español, como así sucedió.

La victoria más reciente de García se produjo en 2017 en la ronda de Milano del Red Hook Criterium, la serie global de criterios de engranajes fijos que recientemente se suspendió.

El ciclista gijonés ganó esa carrera a bordo de una bicicleta de pista fija. Sin frenos.

"Por supuesto, esta victoria es mucho mejor, pero la victoria de Red Hook fue más especial y emocionante", declaró García al concluir la etapa. "Porque después de ñRed Hookí me fui de fiesta y celebré, y mañana tenemos otra etapa difícil", bromeó.

La victoria de García, un corredor clásico que sube bien y también puede competir en el sprint, se produjo después de dos años de estar cerca de conseguirla.

El ciclista asturiano fue segundo este año en una etapa de la Paris-Niza, y también logró el mismo puesto en otra de la Ruta del Sol, con un tercer puesto en un sprint de la Vuelta a España 2018.

García admitió que a menudo comienza su carrera demasiado pronto, y luego en el tramo final se ve superado antes de poder cruzar la línea de meta.

"Me pongo muy nervioso, quiero correr y pierdo tantas etapas por eso", valoró García. "Hoy me concentré en tratar de comenzar mi carrera lo más tarde posible. Vi a Richeze ir con 200 metros por delante y pensé que era mi oportunidad, me pongo a su rueda y, a 100 metros, es cuando ataco".

A pesar que García sufrió un pinchazo a 50 kilómetros de la meta, se recuperó muy bien y al final todo el esfuerzo que realizó tuvo la compensación de la primera gran victoria como profesional, tras demostrar que puede adaptarse a cualquier tipo de pavimento y circunstancias.

"Creo que lo mejor es ser un corredor como mi compatriota Juan Antonio Flecha. Es uno de mis ciclistas de referencia", destacó García. "Hacer los clásicos y el resto de la temporada poder estar en las grandes carreras es mi sueño".

Mientras el estadounidense Tejay van Garderen, del equipo EF Education First, se mantuvo al frente de la clasificación general con cuatro segundos de ventaja sobre el danés Kasper Asgreen, y seis sobre el italiano Gianni Moscon, que ocupa el tercer lugar.

Higuita fue el que más se benefició de la etapa al subir hasta el sexto puesto de la clasificación general a 28 segundos del líder estadounidense, que es su compañero de equipo.

Su también compañero de equipo y compatriota Rigoberto Urán se colocó en el décimo puesto a 36 segundos de van Garderen.

El ciclista estadounidense, gran favorito a ganar la prueba más importante de la temporada en su país, dijo que estaba preparado para la batalla final que se librará este viernes cuando se corra la etapa reina que culmina en el Mt.Baldy Road.

"El Mt. Baldy llega después de otros dos ascensos importantes y es 100 kilómetros menos de lo que hicimos hoy", declaró Van Garderen. "Espero un día realmente intenso de principio a fin. Muchos corredores querrán estar en la escapada, pero una vez que llegas al final del Baldy, si quieres tener éxito debes haberlo dado todo en la carrera".

La etapa, de 127,5 kilómetros de distancia, se correrá desde Ontario hasta el Mt.Baldy Road, en pleno corazón de las Montañas de San Gabriel, que bordean por el norte a Los Angeles.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ElDesmarque te avisa si pasa algo importante

¿De qué quieres que te informemos?