Un estudio indica que el aire acondicionado podría ayudar a propagar el coronavirus

El verano está a la vuelta de la esquina mientras seguimos inmersos en pleno confinamiento a raíz de la crisis del coronavirus. La época estival podría traer otra complicación en cuanto a la propagación de esta enfermedad y es que, según un estudio realizado en China, el aire acondicionado podría ser un arma de doble filo.

Tal y como recoge Nius Diario, en la ciudad china de Guangzhou se produjo un múltiple contagio a finales de enero en un restaurante. Todo después de que sólo uno de ellos portara ya el COVID-19 antes de llegar al establecimiento.

Fueron tres familias las que acudieron a ese restaurante y, de una persona, en dos semanas fueron 10 los contagiados con ese local como el único foco. Y el motivo de esa propagación de mesa en mesa podría estar en el fuerte flujo del aire acondicionado.

Así lo ha determinado un estudio realizado en China del que incluso se han hecho eco en Estados Unidos, en el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades. Ahí se habría determinado "que el flujo del aire acondicionado habría ayudado a expandir esas gotitas y que llegasen más lejos de lo que lo habrían hecho solas".

Un ciudadano que había acudido a Wuhan estuvo en ese restaurante y habría sido el portador del virus que llegó a otras nueve personas. El aire acondicionado habría ayudado a ello, pero también hay que tener en cuenta que la distancia entre mesas era de un metro y que el local no tenía ventanas. Aumentar la distancia y mejorar la ventilación será algo obligatorio en bares y restaurantes tras la cuarentena.

Bar cerrado por el coronavirus.
Bar cerrado por el coronavirus.

Se ha determinado que la distancia de seguridad para prevenir el contagio del coronavirus estaría alrededor de un metro y medio entre personas, pero esto puede cambiar. Ya se ha demostrado que, al hacer deporte, debemos tomar una distancia mayor con la persona que llevemos delante para evitar el rebufo y tomar la norma de los "seis segundos" antes de exponernos a un foco en el que pensemos que pueda haber virus. Ahora, sabemos que en un lugar con aire acondicionado, esta distancia también debe aumentar.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *