La Vida Moderna y el Real Murcia | Compra de Acciones

La 'Commmedia' se pone del lado del Real Murcia

Un contenido de:
ElDesmarque

Jueves, 15 de noviembre de 2018. 19:22
Ignatius, Broncano y Quequé celebran la compra de acciones del Real Murcia.
Ignatius, Broncano y Quequé celebran la compra de acciones del Real Murcia.

El Real Murcia se ha convertido al 'pachachismo'. Y es que el presentador del programa La Vida Moderna, de la Cadena SER David Broncano y los colaboradores Quequé e Ignatius Farray se han convertido en accionistas del conjunto 'pimentonero'.

El equipo murciano pasa por uno de los momentos más delicados de su historia por las numerosas deudas del club. Los jugadores y empleados del club acumulan meses sin cobrar y la situación es límite para muchos de ellos. La afición se ha movilizado con numerosas iniciativas que tienen la intención de salvar a uno de los clubes históricos del fútbol español.

El anterior accionista se marchó ante las protestas de los aficionados murcianos dejando paso a una nueva situación en la que el club necesita el apoyo de todos.

 

Ahí ha aparecido el popular programa de la SER, La Vida Moderna. Las tres caras del programa, los humoristas David Broncano, Quequé e Ignatius Farray aprovecharon la grabación del programa del pasado miércoles para convertirse en accionistas del club. Todo el mismo día en el que recibían el Premio Ondas.

 

Durante el programa 'sashimi', sin público ni efectos de sonidos, Broncano propuso convertirse en accionistas y consiguió el apoyo de sus compañeros (aunque con reticencias del 'señor mayor'). Entre los tres compraron 1.500 acciones del Real Murcia, valoradas en 183 euros, aprovechando una deuda de Quequé con los otros dos colaboradores.

Los tres 'pachachos' se comprometieron a acudir a los partidos y a las asambleas del club, e incluso intentarán que el hijo de Ignatius termine firmando por el club murciano. Con los cánticos de "¡Murcia soterrada!" los tres terminaron el programa y el Real Murcia se acerca un poco más a salir del pozo en el que le hizo caer la mala gestión de sus antiguos propietarios.

 

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *