Mari Ángeles Ruiz y Carmen Cano: pasión por el hockey con un 'redstick' que quiere unir Jaén y Tokio

Miércoles, 15 de Julio de 2020. 10:42

Nos vamos hasta un verde campo de hockey para continuar caminando unidos ElDesmarque Iberdrola. En esta ocasión, para poner en evidencia una vez más que #EllasValenOro, nos encontramos con María Ángeles Ruiz Carmen Cano. Ambas de Alcalá la Real (Jaén), ambas jugadoras y ganadoras con el Club de Campo de Madrid y ambas triunfadoras con la selección española absoluta. Dos auténticos portentos de este deporte que nos van a aportar su visión más personal, sus vivencias y su principal objetivo: disfrutar de los Juegos Olímpicos de Tokio 2021.

Mari Ángeles es portera y nació en 1990 en Alcalá la Real, mientras que Carmen, jugadora de campo, lo hizo el 31 de diciembre de 1992 en Mures, una pedanía de la localidad jiennense. El Club de Hockey Alcalá nació en 1989 para convertirse en uno de los mejores de España y en mítico a nivel andaluz. Allí se criaron deportivamente nuestras protagonistas y desde allí, de la mano de José Manuel López -Jose para ellas- se fueron juntas a Madrid para cumplir un sueño: campeonar en un deporte que les apasiona. Y vaya si lo hicieron.

En los últimos años han levantado la Copa de la Reina en 2017 y 2018 y han sido campeonas de la Liga Iberdrola en 2017 y 2019. Además, con las redsticks, la selección, fueron medalla de bronce en el Campeonato del Mundo de Londres en 2018 y repitieron la tercera plaza en el Europeo de Amberes (Bélgica) en 2019. Y, aunque todos los títulos tienen su propio valor, ambas coinciden en que la presea del Mundial es a la que le tienen más cariño. "Por ser más largo, y por cómo fue de bonito el campeonato", confiesa Mari Ángeles. "Ya había jugado antes con la selección, pero lo que conllevó y ganar una medalla de ese estatus, todavía me emociona. Llenó mi corazoncito", destaca Carmen. No obstante, saben que cada uno pertenece a una etapa distinta y que es diferente sumar un éxito con el equipo a hacerlo con la selección.

Los Juegos Olímpicos de Tokio y el futuro

Con la pandemia del coronavirus y el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio hasta el verano de 2021, el ciclo olímpico se alarga un año. Mari Ángeles ya participó en Río 2016, pero fue reserva y ahora quiere ir a Japón a demostrar su valía bajo palos. Para Carmen sería su primera experiencia olímpica. Pero las dos la afrontan con la misma ilusión y están convencidas de que tener más tiempo hasta la cita es más una ventaja que un hándicap.

"Hay que verlo como una ventaja que se puedan celebrar con la situación que vivimos. Es un éxito. Hubiese sido más dramático que lo cancelaran. Alarga un poco los procesos, llevamos una línea de aprendizaje como selección (nunca dejas de aprender) pero nos va a dar un tiempo para trabajar más cosas para llegar en mejores condiciones. Así se ha planteado desde la selección. Es un reto nuevo porque va a entrar más gente, jugadoras sub 21 que ya pueden competir en la absoluta y que entiendan nuestra filosofía. Va a ser un año para estar más preparadas y afrontar esta situación con más madurez", señala Mari Ángeles.

"Estoy de acuerdo. Nos hemos encontrado esta situación que nadie controla y creo que lo lógico era lo que ha pasado. Hay que mirar el lado bueno, en el momento te jode porque lo tienes cerca y te lo quitan, pero ya luego lo piensas y tienes un año más para prepararte. Nos va a servir para ser mejores. Con ganas e ilusión. Nos gusta entrenar juntas y buscar nuevos retos y al final el tiempo pasa volando", puntualiza Carmen.

Más allá del deporte, ambas se han labrado un futuro. Saben que las carreras deportivas no son muy largas y sólo del hockey no se puede vivir. Por eso las dos se han buscado algo que las hace felices fuera del tapete verde sobre el que juegan. No obstante, aunque se retiren, nunca van a alejarse del todo de su pasión.

"Estudié Fisioterapia y he hecho un Máster de actividad física y salud y otro de gerontología. En el hockey siempre vas a estar involucrado en algún club, siempre va a estar ahí, pero me gustaría desarrollarme en un futuro en la fisioterapia. En 10 años espero verme como una buena profesional dentro de la fisioterapia, no necesito ser la mejor, simplemente disfrutar y hacerlo bien", cuenta Mari Ángeles.

Carmen sí seguirá unida al deporte, aunque sea de forma distinta: "Estudié INEF e hice el Máster de docencia y me gustaría ser profe y transmitir los valores que el deporte me ha enseñado a mí y me gusta mucho, he mirado incluso para estudiar algo relacionado con Mujer y Deporte porque creo que hace falta un impulso bastante grande y darle un cambio a la sociedad. Y es algo con lo que me gustaría enlazar. El hockey va a ir de la mano, porque me ha dado mucho y todo lo que pueda aportar para mejorar el hockey a nivel nacional, me encantaría. No me veo desvinculada del hockey en 10 años, pero sí me gustaría dedicarme a la docencia o una vía para intentar mejorar Mujer y Deporte en España".

Carmen Cano observa una jugada en un encuentro con la selección.
Carmen Cano observa una jugada en un encuentro con la selección.

Dos carreras que han ido de la mano

Apenas hay un par de años de diferencia entre Mari Ángeles y Carmen, lo que ha provocado que sus carreras en el hockey vayan prácticamente de la mano. Ambas aprendieron a jugar en el club de Alcalá la Real y desde ahí, las dos han alcanzado la cima de este deporte a nivel nacional e internacional. Y ninguna es capaz de escoger un sólo momento de los que han compartido: cada uno tiene algo que lo hace especial.

"Para mí cada etapa es un poco diferente, pero guardo con mucho cariño el tiempo en Alcalá. Igual no tanto por lo deportivo, sino por lo personal. Jugábamos con nuestras amigas, allí fue muy familiar", comenta Mari Ángeles, que si algo tiene claro es su admiración por su compañera y amiga. "Ha luchado muchísimo por estar donde está ahora y por conseguir lo que ha conseguido. A veces sólo vemos los éxitos o lo bonito y también en los deportistas, sobre todo en los de equipo, te quedas fuera de convocatorias y hay que estar ahí y aunque no hayan sido épocas tan buenas, son las que te marcan el carácter y te modelan y he visto a Carmen crecer en esos aspectos", resalta.

Carmen lo ve de forma muy similar: "Desde pequeñitas hemos estado juntas y hemos seguido casi el mismo camino aunque sea con uno o dos años de diferencia, pero siempre juntas. Si no es en Alcalá, es en Madrid y en un club diferente o en el mismo y hemos seguido la misma trayectoria. En momentos buenos y malos te puedes apoyar en ella. Mari es un ejemplo no sólo para mí sino para mucha gente a nivel no sólo nacional, sino internacional. Y eso es guay. Y escuchar su opinión y ver cómo trabaja y seguir su camino, es genial".

¿Pero cómo llegó el hockey a sus vidas? En el caso de Mari Ángeles, cree que el hockey la eligió a ella: "Al final el hockey lo eliges tú, pero creo que él me eligió un poco a mí porque cuando empecé a jugar fue casi por azar, porque probé con una amiga. Ese primer día, jugar de jugadora no se me dio bien y me puse en la portería. Se me daba bien, me eligió un poco a mí", explica.

Carmen está convencida de lo contrario, ya que este deporte se coló en su vida a través de sus hermanas: "Empecé a practicarlo por mis hermanas y en mi pueblo se jugaba y al final decidí probarlo porque siempre me ha encantado hacer deporte y al ver a todo el mundo jugar y practicarlo a mí me enganchó también. Y hasta el día de hoy".

Y, por suerte, las dos han recibido siempre el apoyo de sus familias: "Desde pequeñitas nos han apoyado muchísimo, llevándonos a entrenamientos sin rechistar, sin evitarnos ir a viajes porque tengamos exámenes. Me he sentido superarropada desde pequeña. A tope conmigo", destaca Carmen. Y por el mismo camino va Mari Ángeles: "Es superimportante la familia cuando te dedicas a un deporte así. Si no lo tienes, se complica. Cuando jugábamos en el Alcalá jugábamos juntas, e igual volvíamos de un viaje a las 5 de la mañana y estaba el padre o la madre de Carmen y la mía esperándonos para ir a casa. Son unos cracks y lo han sido siempre. Sin ellos, hubiese sido muchísimo más difícil o no hubiese sido directamente".

Mari Ángeles Ruiz, en un partido con la selección española.
Mari Ángeles Ruiz, en un partido con la selección española.

El auge del hockey en España y su desarrollo en Alcalá

El Club de Hockey Alcalá, desde su creación, ha surtido a todo el territorio nacional de grandes jugadores y jugadoras. ¿Cómo llegó a desarrollarse tanto este deporte en un pueblo del sur de Jaén? Mari Ángeles conoce la historia al dedillo: "Es una ciudad hermanada con Tarrasa y cuando la gente de aquí emigró allí, lo que se trajeron fue el hockey. Hubo una persona que se interesó muchísimo, que empezó haciendo un hockey base en sala, sin hierba, y todo fue progresando hasta que se culminó el proyecto con el campo de hockey de Alcalá y con los campeonatos de alto prestigio que se celebran allí", explica la portera.

"Hay jugadores de alto nivel como Mónica Rueda, que participó en una Olimpiada. Ha sido un punto importante para el desarrollo de la selección y no sabría decirte por qué, pero para mí es un sitio especial. Y cualquiera que haya ido a jugar allí, lo recuerda con mucho cariño, porque la gente les reconocía por la calle e iba al campo a animarles".

Esto ha influido asimismo en el crecimiento del hockey sobre hierba en todo el territorio español. Los éxitos de las redsticks han ayudado a dar a conocer este deporte, algo que agradecen tanto Mari Ángeles como Carmen. "A raíz de nuestros éxitos sí ha habido algo de empuje y con empresas como Iberdrola, Mujer y Deporte o el CSD, están ayudando con retransmisiones. Se nota y vamos a pasitos pequeños, porque es complicado conseguir un cambio grande a corto plazo. Nosotras lo notamos porque la gente te empieza a conocer, pero tienes que tener éxitos deportivos para que esto salga a la luz. La gente está apostando por nosotras, espero que esto siga avanzando y se siga hablando de deporte femenino y de hockey femenino", resalta Carmen.

"Va aumentando poco a poco, el objetivo de la Federación es aumentar el número de licencias y de visibilidad y ahí está el camino. Es lo que hay que buscar", añade Mari Ángeles, completamente de acuerdo con su compañera y amiga.

Ellas han vivido de primera mano este auge y lo encuentran muy importante: "Es muy satisfactorio cuando viajas a otros países y la gente te conoce y sabe de ti y de tu deporte, aunque en España no se nos considere profesionales y tengamos que hacer cosas paralelas porque no podemos vivir de ello. Pero sí vas notando un cambio, también a nivel social en España", señala Carmen. "Estamos a años luz de mejorar mucho, pero darte cuenta de que hay que hacer un cambio ya es importante".

Mari Ángeles tiene su propio punto de vista: "Los medios de comunicación cada vez cogen más ejemplos femeninos, todavía falta cogerlos de deportes de equipo porque es más fácil focalizar sobre un individuo, pero vamos progresando muchísimo. Recuerdo hace 7 u 8 años estar en una entrega de premios de la Federación y que se te acerque un periodista de un periódico digital femenino y ahora ya abres cualquiera y encuentras noticias de cualquier género sin importar tanto el género sino el deporte y espero que eso cada día esté más normalizado".

Carmen Cano, en un partido con la selección española.
Carmen Cano, en un partido con la selección española.

Un consejo para los más jóvenes

Tanto Mari Ángeles como Carmen han perseguido su sueño hasta cumplirlo. Y quieren transmitir ese secreto de la felicidad a los niños y niñas que quieran seguir sus pasos. "Les diría que si de verdad es lo que les gusta y les apasiona y van con una sonrisa a practicarlo, que lo persigan. Que aunque es complicado, que se puede, que si nosotras hemos podido por qué ellos no. Que todo se puede conseguir si te esfuerzas y luchas por ello", dice Carmen.

"Añadiría que nadie le ponga límite a lo que puede o no puede hacer. El hockey admite muchísimas edades y cuando somos jóvenes nos precipitamos y a veces hay que tener paciencia y hay que ir dando pequeños pasos y que nadie te diga que no vas a llegar. Si quieres, inténtalo y que seas tú mismo el que digas que no", agrega Mari Ángeles.

Ambas tienen referentes tanto a nivel de hockey como a nivel personal. "A nivel deportivo, siempre admiré a Lucha Aymar, superconocida a nivel de Argentina y mundial. Si me hablas de hockey, te hablo de ella. Y yo la veía jugar de pequeña y pensaba que ojalá algún día llegara a jugar así. Y a nivel de España siempre he admirado a Rafa Nadal por su lucha y su entrega, transmite mucha pasión por lo que hace y eso me encanta", reconoce Carmen.

"A nivel hockey, una de las mejores porteras es la de Inglaterra, Maddie Hinch y me fijo en cómo entrena y analiza para poder mejorar yo. Y como persona, no tengo una inspiración o un deportista base, todo el grupo de deportistas que representan a España demuestran una lucha que se contagia, que lo ves y dices: quiero ser yo referencia y la persona en la que otro niño se fije y quiera jugar a mi deporte", apuntala su compañera.

Las preguntas cruzadas de Mari Ángeles y Carmen

En ElDesmarque propusimos a estas dos jugadoras de hockey sobre hierba que se pusieran el traje de periodistas y se preguntaran mutuamente, algo que hicieron encantadas y como si fuese algo habitual. Mari Ángeles quiso saber cuál es el sueño por cumplir de Carmen, mientras que esta le preguntó a su amiga cuál es su sueño cumplido. Una pista: todo apunta a Tokio.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *