Notificaciones
hoy
Grupo A
Grupo B
Grupo C
Grupo D
Grupo E
Grupo F

Alejandra Salazar y Bea González: pasión contagiosa por el pádel de presente y futuro

Actualmente -cambia con asiduidad- son la número 3 y la número 10 del ránking mundial. Son rivales, pero son compañeras. Son dos generaciones distintas, pero las dos han marcado hitos en la historia del pádel. Hablamos de Alejandra Salazar y Bea González, dos jugadoras apasionadas, competitivas y divertidas que, en una larga charla con ElDesmarque e Iberdrola, demuestran de nuevo que #EllasValenOro.

Alejandra es madrileña y tiene 35 años. Cambió de pareja de juego a finales del pasado año y ahora juega con Gemma Triay. Bea, por su parte, es de Málaga y tiene 19. También ha cambiado de pareja recientemente y ahora comparte juego con Lucía Sainz. Ambas llegaron al pádel porque veían jugar a sus padres y desde bien pequeñitas agarraron una pala y hasta ahora no la han soltado. El pádel se ha convertido en su pasión, en su estilo de vida, y ahora luchan por llevarlo a lo más alto.

La madrileña ha alcanzado varias veces el número 1 del ránking y cree que la presión por mantenerse arriba es positiva: "Bendita presión, porque al que no está arriba no se la dan". La costasoleña, que con 14 años ya entró en el cuadro final del World Padel Tour, sueña con alcanzar lo más alto de la lista, pero no tiene prisa: "Estamos muy igualadas todas las parejas de arriba y yo creo que todos sabemos que puede pasar cualquier cosa, entonces no es como algo que me preocupe ni tenga prisa por ello".

La competición acaba de volver, un mes más tarde de lo habitual por los problemas que ha generado el coronavirus. Pero lo importante es que ha vuelto. Bea logró meterse en la final del Madrid Open tras desbancar, precisamente, a Ale y su pareja. Volver a competir era ya casi una necesidad y poder hacerlo a este nivel, un deseo cumplido.

Alejandra Salazar celebra un punto en un partido (Foto: WPT).
Alejandra Salazar celebra un punto en un partido (Foto: WPT).

La pareja ideal, los cambios necesarios

Estas dos jugadoras de pádel tienen muy claro lo que buscan en una pareja, cuáles son sus puntos fuertes en la pista y las señales que indican que es hora de cambiar de tándem. "Al final somos muy exigentes. Me gusta que sea una persona tranquila, buena persona, que tenga empatía. Que me cuide, porque a mí me gusta cuidar a la compañera, que esté comprometida y que tenga buen rollo también. Alegre, abierta... Para que se haga todo más fácil. Al final es importante también el llevarse bien fuera de la pista y conectar en ese sentido", destaca Ale sobre sus prioridades para encontrar una buena compañera.

"Al final buscas a una persona que principalmente quiera lo mismo que tú, que tenga tu mismo objetivo y vea el pádel de la misma manera y tenga la misma filosofía. Y que fuera de la pista sea un apoyo, una persona alegre y comprometida", señala Bea por su parte.

Cambiar de pareja en el pádel es algo habitual, porque las personas y el juego evolucionan y a veces no de la misma manera. "A veces no estás a gusto y yo prefiero hablarlo e intentar solucionarlo, pero al final, si no van bien las cosas, por el bien de las dos, es mejor tomar caminos distintos", comenta Bea al respecto. Y Ale añade: "Puedes estar a gusto, pero a lo mejor llevas ya varios años y necesitas un cambio de aires, nuevos retos y evolucionar".

Además, ellas mismas son las que mejor se conocen y quieren que su entorno esté a la altura de sus circunstancias. "Los golpes de ataque son lo que mejor hago y lo que no son golpes... el físico, porque soy una persona muy activa en la pista, y la competitividad quizás", son las características que mejor definen a la malagueña. "En cuanto a golpes, a lo mejor te diría mis golpes de derecha. Y aparte, te podría decir a lo mejor que me suelo adaptar bastante bien a todas mis compañeras, es otra cualidad que no se ve. Y la empatía con la gente", apunta la de Madrid.

Bea González, en la final del Madrid Open 2021 (Foto: WPT).
Bea González, en la final del Madrid Open 2021 (Foto: WPT).

El futuro de un deporte 'pijo' al alcance de todos

Tradicionalmente se ha considerado al pádel como un deporte pijo, solo disponible para los pocos afortunados que tenían cerca una pista y podían permitirse el material necesario. Pero ha quedado demostrado que no es así: está al alcance de todos. "Se ha demostrado que es un deporte que pueden jugar personas de todo tipo de edad, de todo tipo de característica física, de todo y cada vez más", destaca Bea. Alejandra sí que ha visto una evolución y antes era más complicado que la gente jugara: "Ahora todo el mundo sabe qué es el pádel. Hay pistas en todos lados. Hace mucho ya que se fue esa coletilla".

En España, de hecho, es uno de los más populares. Y a nivel profesional, nuestro país está entre los mejores. Sólo hay que mirar el ránking tanto masculino como femenino y descubrir la cantidad de jugadores y jugadoras de nuestro país que se cuelan en el top 10. "Son unos referentes para los más pequeños y eso ayuda a que crezcan las escuelas y los profesionales", apunta la madrileña. "Cada vez hay más escuelas, más niños y más profesores, y se crea esta afición desde más pequeñitos", agrega la de Málaga.

El World Padel Tour, con la creación de tantos circuitos, ha ayudado a la expansión de este deporte también fuera de nuestras fronteras, algo que hace aumentar también las inversiones, los clubes de pádel y, sobre todo, su popularidad.

Tanto Ale como Bea esperan que, en el futuro, el pádel llegue a ser olímpico, aunque la madrileña asegura que verá a su compañera costasoleña desde el sofá con sus hijos. Porque es uno de los planes que tiene en mente: ser madre, organizar eventos o algo relacionado con el márketing e incluso su propia marca de ropa. Bea, por su parte, quiere terminar su carrera universitaria -está ahora en segundo- y, aunque no sabe qué exactamente, cree que terminará haciendo algo relacionado, seguro, con el deporte.

Su pista favorita, los entrenamientos durante los meses de confinamiento y la incertidumbre posterior y la gran pregunta: ¿se puede vivir del pádel? Todos estos temas los tratan nuestras protagonistas en el vídeo superior, donde abren sus corazones y sus mentes para ayudarnos a comprender mejor cómo viven ellas su pasión por el pádel.

Las anécdotas de Alejandra y Bea

En ElDesmarque propusimos a Alejandra y Bea que nos contaran alguna anécdota relacionada con el pádel que ahora recuerden con cariño. Mira los vídeos siguientes.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *