Notificaciones

Laura García-Caro: un camino de trabajo e ilusión en marcha hacia Tokio

A menos de un mes para que arranquen los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, Laura García-Caro es la ilusión personificada. La atleta, que ha logrado el bronce en los 20 kilómetros de la Copa de Europa de Marcha de Podebrady (República Checa) y el oro por equipos, ha hecho un hueco en su preparación para la gran cita para mantener una interesante charla con ElDesmarque e Iberdrola demostrando una vez más que #EllasValenOro.

El camino hasta llegar al gran momento en el que se encuentra no ha sido fácil, pero lo ha disfrutado como nadie. Llena de energía y vitalidad, a Laura (Lepe, Huelva) el amor por el atletismo le viene de familia. En concreto, de su hermano. Y lo que empezó siendo una afición a los ocho años ha terminado por convertirse en algo más. Mejor dicho, en mucho más.

Al principio, la deportista andaluza competía en todas las disciplinas del atletismo hasta que se decantó por la marcha. "Siempre me había gustado, la había visto por televisión y cuando empecé en el atletismo tenía muchas ganas de probarla Así empecé mi primera prueba con 12 años", relata Laura.

Laura García-Caro, antes de una prueba.
Laura García-Caro, antes de una prueba.

De Lepe hasta Tokio: un recorrido lleno de esfuerzo

Hasta los 17 años, Laura estuvo haciendo marcha en su tierra natal, pero su progresión hizo que tomara una decisión importante en su carrera: marcharse a Madrid a entrenar en el Centro de Alto Rendimiento. "Ahí tengo a un buen grupo de entrenamiento, a un entrenador que me ve día a día desde que llegué y yo creo que ese fue un poco el salto de calidad que di. Empecé a mejorar más y a competir internacionalmente y a rendir mejor", asegura la marchadora andaluza.

Desde entonces, han pasado nueve años en los que Laura no ha dejado de trabajar. "Han pasado rápido, parece mucho tiempo, pero he estado muy bien allí. He tenido un buen núcleo, un buen entorno para rendir y poquito a poco con constancia he conseguido este gran objetivo", explica la deportista. Un camino que, a pesar de no haber sido "fácil", ha sido "muy bonito" echando la vista atrás. En la actualidad, al nivel en el que se encuentra, puede dedicarse al 100% a la marcha y no tiene que compaginarlo con otras facetas, aunque, tal y como reconoce ella misma, "todo depende de los resultados que tengamos".

Hablando de igualdad en su deporte, la marchadora afirma que "el atletismo es un deporte muy igualitario en el que nos mezclamos mucho chicos y chicas". "Tenemos la mayoría las mismas pruebas, las mismas disciplinas en las competiciones, los premios... en la marcha faltan dos distancias en chicos y chicas, pero esto está en acción y va a ser muy inminente así que quitando esto, yo no he tenido ningún problema en este aspecto", añade Laura.

Una preparación dura con un objetivo claro

Laura García-Caro, campeona de Europa en Podebrady, junto al resto del equipo español.
Laura García-Caro, campeona de Europa en Podebrady, junto al resto del equipo español.

Después de ser bronce en los 20 kilómetros de la Copa de Europa de Marcha de Podebrady (República Checa) y oro por equipos, Laura está muy "orgullosa". "Las cosas salieron muy bien el día que tenían que salir, estamos muy contentos, además de que hice marca personal y luego a nivel colectivo pues es que España tenemos un gran equipo, con un nivel brutal y eso nos hace mejorar individualmente cada una y que tengamos mucha competitividad", asegura.

Pensando en Tokio, a la atleta andaluza le gustaría conseguir un puesto de finalista. Con este objetivo, entrena a diario entre tres y cuatro horas al día en una sesiones que son muy diferentes según la jornada. "A veces hacemos rodajes de muchísimos kilómetros -de 18 o 20- más luego trabajo en el gimnasio, otros días hacemos series de repeticiones como pueden ser de dos kilómetros recuperando un minuto, series de 400 recuperando un minuto, otros días hacemos una travesía por la montaña, es muy variado", explica con detalle.

Concentrada antes de los JJ.OO., Laura asegura que las concentraciones son "un poco duras", pero "también estamos acostumbrados e intentamos ver el beneficio que tienen". Como ella misma señala, en ellas "nuestro principal y único objetivo es entrenar y descansar".

Laura, que no pudo acudir a los Juegos de Río de Janeiro en 2016, considera que ahora está en un gran momento: "Llego con más madurez a las competiciones internacionales, ya llevo mucho tiempo compitiendo con los mejores del mundo y a nivel físico creo que estoy en uno de mis mejores momentos, acabo de hacer marca personal y cada vez me conozco más. Así que a ver si puedo sacar lo mejor de mí ese día".

El futuro más allá de los próximos Juegos Olímpicos

Con la vista puesta en los próximos Juegos Olímpicos, a Laura le queda mucho camino por recorrer. Aunque, tal y como ella misma afirma, será por donde "la vida me vaya llevando". Lo que sí tiene claro es que le encantaría hacer otro ciclo olímpico más. Es decir, hasta París 2024 para "vivir unos Juegos un poco más normales porque estos van a ser un poco raros".

Para seguir rindiendo a este nivel, la marchadora onubense explica que factores como la dieta y el descanso son "clave" para el deportista, además del entrenamiento. "La recuperación, sobre todo, para poder seguir entrenando al 100% el resto de la semana es fundamental y también la alimentación para que nuestro cuerpo tenga la mejor gasolina a la hora de entrenar, prevenir y recuperar lesiones".

Un mensaje para los que empiezan con su tierra por bandera

Laura García-Caro, en un entrenamiento.
Laura García-Caro, en un entrenamiento.

Activa en redes sociales, Laura considera que es una buena forma de dar visibilidad a los deportistas. "Llegamos un poco a la población para ver cómo es nuestra vida para conseguir nuestros objetivos y ven el día a día no sólo el resultado final".

A esos niños que ahora empiezan con el atletismo como lo hizo en su día la marchadora onubense, Laura les recomienda vivir y saborear el camino al máximo: "Les diría que disfrutasen del camino, de aquello que hacen, que pusieran todo su amor e ilusión en ello, su trabajo y que esto va de ir haciendo un poquito cada día, que nada se consigue de un día para otro y que es cuestión de mucho tiempo conseguir objetivos grandes".

Otra de sus grandes pasiones es el amor por su tierra. De hecho, fue nombrada en 2016 Embajadora Turística por el Ayuntamiento de Lepe. "Tengo la suerte de ser de Lepe, de Huelva. Ahora que no paso tanto tiempo allí, se echa de menos y cuando vuelvo lo valoro más que nunca".

El test de preguntas rápidas de Laura García-Caro

Con su mejor sonrisa, la atleta andaluza respondió al test de preguntas rápidas de ElDesmarque para conocer su lado más personal: desde su libro favorito hasta un lugar para perderse pasando por lo que más desea. Todo, en el vídeo inferior.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *