Cuenta atrás Copa del Rey
Advertisement

Fórmula 1: el día que Fernando Alonso descubrió a Carlos Sainz y nos avisó a todos

Un contenido de:
Javier Santos

Carlos Sainz Jr y Fernando Alonso, charlando (Foto: EFE).
Carlos Sainz Jr y Fernando Alonso, charlando (Foto: EFE).

Una vez que Fernando Alonso llegó a la Fórmula 1 y se asentó en el Mundial, muchos niños de España empezaron a fijarse en este deporte. Cuando el piloto asturiano se convirtió en el primer campeón del mundo español de la categoría, aquellos niños empezaron a soñar con imitarlo. Había nacido un sueño colectivo del que participaba el hijo de otro campeón del mundo español con un volante en la mano, Carlos Sainz Jr.. El vástago del célebre piloto de rallies, del mismo nombre, contaba con sólo 11 años cuando Alonso se coronó por primera vez con Renault en 2005. Al año siguiente, ya estaba subido a un kart iniciando su carrera hacia el estrellato.

Fernando Alonso, antiguo rey del karting, era ya la gran atracción de la Fórmula 1. Bicampeón mundial y retador del mito Michael Schumacher, el asturiano no dejaba de echarle un ojo a las carreras de karts. Y en ellas empezaba a asomar la cabeza Carlos Sainz Jr., hoy ya con derecho a quitarse ese segundo apellido artificial. "De todos los que vienen por detrás, el que aprieta de verdad es Carlitos. Pronto le llegará su oportunidad", avisó Fernando Alonso a finales de la década de los 2000. Sabía de lo que hablaba. Y no falló el tiro.

Diez años después, Carlos Sainz prepara su desembarco en Ferrari y Fernando Alonso su vuelta por todo lo alto a Renault y a la Fórmula 1. La relación entre ambos es magnífica. Y con una tercera pata que sustenta todo: Carlos Sainz Senior (ahora el que debe usar un segundo apellido artificial para distinciones es él). El veterano piloto de rallies, todo un mito del deporte nacional, mantiene una excelente relación con el bicampeón de Fórmula 1. En medio, aquel joven Carlos que ya ha cumplido parte del sueño de aquella generación, pero que se guarda el resto para los próximos años. "A los 11 años le dije a mi padre que quería ser como Fernando Alonso", recordó hace tiempo el todavía piloto de McLaren, quien conoció al asturiano en 2005 gracias a su padre, también aficionado a la Fórmula 1. Con dos mentores así, el triunfo de Carlitos estaba asegurado.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *