El día que Fernando Alonso quedó tercero pero no subió al podio

Fernando Alonso festeja un título con Renault.
Fernando Alonso festeja un título con Renault.

Con 39 años y habiendo sido todo un prodigio, la historia de Fernando Alonso en la Fórmula 1 está llena de anécdotas, vivencias, recuerdos y experiencias de todo tipo. Una de las más extrañas cumple esta semana la mayoría de edad. Hace 18 años el piloto asturiano conseguía su segundo podio en el Gran Circo... pero no subió al mismo para celebrarlo. Un fuerte accidente tuvo la culpa.

Sucedió en el Circuito de Interlagos, en Brasil, en 2003. Y supuso igualmente una de las victorias más extrañas de la historia de la Fórmula 1. La del excompañero de Fernando Alonso Giancarlo Fisichella. Fue el primer triunfo del piloto italiano (Jordan) y sólo se certificó días después de la prueba. La culpa la tuvo un tremendo accidente en el que se vio envuelto el piloto asturiano. La lluvia fue clave en el desarrollo de una carrera que dejó a 12 pilotos fuera de combate antes del final, incluido Michael Schumacher.

Rubens Barrichello y Kimi Räikkönen tomaron el mando. Pero el brasileño no acabó el Gran Premio por problemas mecánicos. Iba líder y se le escapaba, a poco para el final, una victoria segura en su país. Con el finés en cabeza llegó la locura. Fisichella, hábil con agua, le presionó hasta adelantarlo en la vuelta 54, a la postre la definitiva. Mark Webber se salió, chocó con las protecciones cerca de la meta y Fernando Alonso no pudo evitar encontrarse con los restos del accidente y chocar igualmente. El español sufrió un grave accidente que provocó la bandera roja y el final anticipado de la carrera.

Nadie sabía quién había ganado, pues la prueba no se había completado. Inicialmente, los resultados que se tomaron fueron los de la vuelta anterior: Raikkonen ganador. Pero una reclamación del equipo de Fisichella hizo recapacitar a la organización. La FIA vio cómo en verdad el italiano había sido el ganador real de la carrera. Fernando Alonso, aunque salió del monoplaza por su propio pie, tuvo que ser hospitalizado por prevención y no subió al podio como tercero. Raikkonen le devolvió simbólicamente en el siguiente Gran Premio el trofeo a Fisichella.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *