Un árbitro suspende un partido de juveniles y termina llorando por los insultos del padre de un jugador

Domingo, 09 de Febrero de 2020. 22:06
Los jugadores del Seixalbo, de camino a vestuarios (Foto: Seixalbo).
Los jugadores del Seixalbo, de camino a vestuarios (Foto: Seixalbo).

Lamentable suceso el que se ha vivido este domingo en el fútbol base gallego. El partido entre el Velle B y el Seixalbo de juveniles en la provincial de Ourense, tuvo que ser suspendido por los repetidos insultos al árbitro por parte del padre de uno de los jugadores. El colegiado, además, terminó llorando y consolado por representantes de ambos clubes.

El Seixalbo denunció la situación en sus redes sociales con un comunicado: "Esta mañana pasamos vergüenza en la visita al Velle con el equipo juvenil. El árbitro, en el minuto 15 de la segunda parte, pitó el final del partido por los graves insultos que estaba recibiendo por parte del padre de un jugador local (lamentablemente conocido ya por alguna situación similar). Pena e impotencia ver llorando al colegiado en el vestuario tratando de ser consolado por representantes de ambos clubes. Rabia. Tristeza"

"Después de recuperarse emocionalmente de lo sucedido, reanudó el partido más tarde, una vez abandonó las instalaciones la persona en cuestión. Este tipo de actitudes, empañando un partido de chavales que no tienen culpa, hay que denunciarlas públicamente. El resultado final es lo de menos: 1-2 (Diego Paredes y Pablo Gil) ¡Por un fútbol con educación en valores!", finalizó el club.

El partido en el Monte da Aira se terminó reanudando y el partido finalizó con victoria para el equipo visitante. Eso sí, ya se disputó el resto del choque sin el agresor verbal en el estadio, expulsado por los servicios de seguridad allí desplazados.

Una vez más, un partido de categorías inferiores se ve empañado por los insultos del padre de uno de los jugadores. Una práctica lamentablemente más habitual de lo deseado. En los últimos años se han sucedido las noticias de insultos y peleas alrededor de un deporte como el fútbol y, peor aún, con niños presentes.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *