Competitividad de LaLiga Santander 2018/2019 | Reportaje

LaLiga Santander: competición en estado puro

Un contenido de:
María Naranjo

Viernes, 10 de mayo de 2019. 08:30
Messi y Morales se disputan una pelota en el partido entre el FC Barcelona y el Levante UD.
Messi y Morales se disputan una pelota en el partido entre el FC Barcelona y el Levante UD.

Está casi a punto de acabar una vez más. LaLiga Santander está dando los últimos coletazos del curso 2018/2019 y volverá a dejarnos huérfanos del mejor fútbol del mundo durante unos meses que se antojarán eternos para los amantes del balompié patrio.

El FC Barcelona ha levantado el título de campeón —por vigésimo sexta vez— y ha tenido que esperar a la fecha 35 de la competición para poder certificar que es el vencedor. No lo ha tenido fácil, ha sufrido la competencia hasta el final y eso es precisamente lo que convierte a LaLiga Santander en una de las más atractivas a nivel mundial.

Los conjuntos que forman parte de la competición liguera están dotando a LaLiga Santander de unos niveles de calidad que rozan la excelencia. No sólo los primeros clasificados de la tabla, sino también los recién llegados, que han sabido plantarle cara a los históricos; y los equipos 'pequeños' que han sido capaces de hacerse un hueco entre los veinte mejores conjuntos del país y están manteniéndose en la élite año tras año rompiendo todos los pronósticos.

Los grandes baluartes en ese sentido en la actualidad son la SD Eibar y el CD Leganés. Dos equipos que se han asentado en LaLiga Santander llegando con presupuestos por debajo de la media y con la ilusión, el esfuerzo y el trabajo por bandera. No sólo alcanzaron la élite, sino que han sido capaces de mantenerse en ella a lo largo del tiempo. Los armeros ya suman cinco temporadas en la máxima categoría; los pepineros, tres.

Ganar, el premio para el que más compite

La competición ha evolucionado a gran velocidad con el paso de los años. El líder ya no alcanza con tanta facilidad como antes los 100 puntos —de hecho, ningún club ha conseguido sumar la centena desde la temporada 2012/13—  y sumar de tres en tres se antoja altamente complicado. Jugar contra el último clasificado o el primero ya no es sinónimo de victoria o derrota. Cualquiera puede ganar a cualquiera. Los 'pequeños' les ponen las cosas difíciles a los 'grandes', haciéndoles frente con confianza y decisión y ya no son sólo unos cuantos elegidos los que logran las grandes gestas.

Sin ir más lejos, en la jornada 35 de la competición, cuando el Barça necesitaba una victoria para convertirse de manera matemática en el campeón de LaLiga Santander tras el triunfo del Atlético de Madrid ante el Real Valladolid, le costó sudor y lágrimas hacerle un tanto al Levante, una escuadra que busca certificar su permanencia en la élite el próximo curso y que incluso estuvo cerca de empatar el partido.

Los enfrentamientos directos entre equipos del mismo nivel o que luchan por un mismo objetivo se han saldado con la máxima igualdad en el marcador y han estado señalados por el acierto o el desacierto de cara a portería. Y para muestra, un botón: ElGranDerbi, el derbi sevillano. El encuentro, disputado en el Ramón Sánchez-Pizjuán, se saldó con un 3-2 en el marcador. Pero la balanza se podría haber inclinado tanto del lado del Sevilla FC como del Real Betis. El equipo verdiblanco estuvo buscando el empate hasta el pitido final, desde que Tello anotara el segundo gol bético en el 82'.

Tanto el encuentro en sí como el resultado que quedó reflejado en el luminoso son una clara demostración de lo disputada que está la competición y lo difícil que se hace ganar un partido con claridad y contundencia.

Una jugada del derbi sevillano entre el Sevilla FC y el Real Betis en el Sánchez-Pizjuán.
Una jugada del derbi sevillano entre el Sevilla FC y el Real Betis en el Sánchez-Pizjuán.

Goles en el último suspiro

La igualdad en LaLiga Santander es tan alta que los goles anotados en los últimos segundos de partido se han convertido en un recurso habitual. El Eibar se hizo con tres puntos de oro ante el Valencia CF en Mestalla gracias a un tanto de Charles en el tiempo de descuento.

El Real Betis, por su parte, logró una remontada espectacular en su visita al RCDE Stadium con el gol de Tello en el minuto 85 y un tanto en propia puerta de Óscar Duarte pasado el minuto 90.

Y el Athletic Club firmó, de forma parecida, una victoria que cambió su devenir en la temporada durante la jornada 15 de la competición ante el Girona FC. Con los puestos de descenso llamando a la puerta, Aduriz anotó desde los once metros en el segundo minuto del tiempo de descuento de un disputadísimo duelo en San Mamés y sacó a los suyos de una complicada situación.

Estos ejemplos ponen de manifiesto que los partidos de LaLiga Santander se disputan hasta el último segundo, sin opción para la rendición.

Aduriz celebra con sus compañeros el gol ante el Girona FC en San Mamés.
Aduriz celebra con sus compañeros el gol ante el Girona FC en San Mamés.

Europa, un sueño peleado

Son muchos los equipos que dan el pistoletazo de salida a su temporada con la mente puesta en disputar competición europea en el curso siguiente. Sin embargo, el premio sólo se puede repartir entre seis -en esta ocasión entre siete-. LaLiga Santander tiene sus puestos europeos más disputados que nunca en la versión de 2018/2019. Hasta la última jornada no se dirimirá qué cuatro elegidos jugarán en la máxima competición continental y qué otros tres pasearán su nombre por el Viejo Continente en el segundo torneo con más relevancia a nivel europeo.

Son muchos los equipos que tienen, con la competición cerca de poner el punto y final, opciones de jugar en Europa en la próxima temporada. Algunos de ellos necesitan ganar todo y que los equipos que les preceden salgan derrotados de todos los partidos que les restan para poder cumplir el sueño, pero esto es fútbol y el fútbol da gratas sorpresas.

Así, entre el cuarto y el decimotercer clasificado todo está aún por decidir. El Getafe CF, el Sevilla FC, el Valencia CF, el Athletic Club, el Deportivo Alavés, la Real Sociedad o la SD Eibar podrían estar compitiendo a nivel continental en apenas unas semanas, aunque a algunos les hace falta sumar todos los puntos en juego para cumplir este hito.

LaLiga Santander se ha convertido en uno de los torneos más disputados, aportando emoción y vivacidad a la competición. Todavía está todo en juego. Y en la parte baja de la tabla queda una plaza por cerrar. Aunque el Rayo Vallecano y la SD Huesca ya están matemáticamente descendidos, aún no está claro qué otro equipo les acompañará hacia la categoría de plata. Por todo lo que queda por decidirse, los horarios de las dos últimas jornadas serán unificados, para que la llama de la competición sea incluso más ardiente y se viva con toda la pasión que se merece.

La permanencia: sólo puede quedar uno

No está claro todavía, a falta de dos jornadas para echar el cierre de LaLiga Santander 18/19, qué equipos de la parte baja de la tabla podrán seguir compitiendo en la élite y cuál de ellos será el que acompañe al Rayo Vallecano y la SD Huesca en su camino a LaLiga 1|2|3. La inmensa mayoría de conjuntos que se sitúan entre el decimosegundo y el penúltimo clasificado no tienen aún la permanencia en la categoría asegurada al cien por cien.

Equipos como el Villarreal CF, el RC Celta, el Levante UD, el Girona FC o el Real Valladolid, tendrán que luchar hasta el último segundo de campeonato para seguir formando parte de la mejor liga del mundo.

La plantilla del Huesca celebra uno de los goles frente al Sevilla FC.
La plantilla del Huesca celebra uno de los goles frente al Sevilla FC.

Los 'pequeños' plantan cara

Hay numerosos ejemplos de equipos que, sin ser los que mayor presupuesto tienen, han demostrado que esto no impide competir y pelear por hacerse con un puesto entre los clubes más laureados del fútbol español. Cada año que pasa, la competitividad crece y se vuelve más inspiradora para todos los integrantes de LaLiga Santander. El espíritu de superación, la capacidad de esfuerzo y trabajo duro, un alma humilde con grandes dotes, el león que quiere entrar a formar parte de la manada.

Patrones hay tantos como equipos: una entidad que tiene la vista puesta en LaLiga 1|2|3 y se hace con una victoria ante el tercer clasificado; una que está luchando por la permanencia y casi impide al campeón alzar la copa; otra que ha llegado a la élite por primera vez en su historia y está siendo el arquetipo de la expresión 'no bajar los brazos'.

Y nos paramos aquí. Nos centramos en el Huesca. Un club humilde, con unas capacidades económicas inferiores a los de sus inmediatos competidores. Un equipo que, contra todo pronóstico, se plantó en LaLiga Santander tras haber completado una temporada digna de mención en la categoría de plata y que ahora, ya con el descenso a LaLiga 1|2|3 matemáticamente cerrado, ha seguido peleando con todas sus fuerzas y ganándose la admiración y el respeto de sus rivales por no darse nunca por vencido pese a tenerlo todo en contra.

El Getafe, rumbo a Europa

Pero si hay un equipo que en la temporada 2018/2019 está dejando un buen sabor de boca es el Getafe CF. El equipo dirigido por José Bordalás está firmando una campaña para quitarse el sombrero. A apenas unos días para el final de la competición en LaLiga Santander, los azulones son cuartos y tienen grandes posibilidades de meterse en la competición europea por excelencia o, como poco, en la segunda.

Antes del inicio de la competición, se hizo con varios goleadores natos y le ha salido la jugada redonda. Jaime Mata está entre los diez máximos anotadores del campeonato, mientras que Jorge Molina, que está completando un curso digno de admirar, está a solo una diana de colarse en ese top 10.

Los jugadores del Getafe CF celebran el gol de Jaime Mata ante el Sevilla FC.
Los jugadores del Getafe CF celebran el gol de Jaime Mata ante el Sevilla FC.

Ha conseguido hacerse con la victoria en los enfrentamientos ante sus rivales directos. Ha competido al nivel de los mejores y ha sumado puntos en campos complicados como San Mamés, Ipurúa o el Benito Villamarín. Se ha impuesto con un contundente 3-0 a un Sevilla que llegó al Coliseum Alfonso Pérez con la firme intención de 'derrocar' a uno de sus principales competidores por la cuarta plaza de la tabla.

LaLiga Santander está a la altura de las circunstancias y nunca defrauda. Lleva 90 años creando pasión y ofreciendo espectáculo. Y que sean muchos más.

ElDesmarque te avisa si pasa algo importante

¿De qué quieres que te informemos?