Steven Gerrard cuenta el día que se rasgó el pene: "Esperaba no decirle adiós a un viejo amigo"

Un contenido de:
María García

Viernes, 10 de Julio de 2020. 12:22
Steven Gerrard, en un partido con el Liverpool (Foto: EFE).
Steven Gerrard, en un partido con el Liverpool (Foto: EFE).

En el fútbol hay muchos momentos imposibles de olvidar. Aunque las lesiones y los malos momentos se intentan dejar en un segundo plano, hay cosas que te marcan para siempre, sino que se lo pregunten a Steven Gerrard, leyenda del Liverpool y actual entrenador del Rangers.

Allá por enero de 2014 cuando jugaba en partido de la FA Cup con el equipo inglés contra el Bournemouth, ¡¡se lesionó el pene!! El médico que le atendió en el campo, Andrew Massey, ha hablado en exclusiva, por primera vez, en The Scottish Sun de todo lo que vivieron en ese momento que ni Steven Gerrard ni él olvidarán.

Así le cosieron el pene a Steven Gerrard

Andrew Massey era nuevo en el papel del médico del Liverpool y la experiencia lo dejó traumatizado ya que fue el primer pene que tuvo a coser. Massey, que ascendido al puesto de director médico de la FIFA en marzo, dijo: "Stevie se me acercó al final del partido y me dijo: 'Doc, vas a tener que echarle un vistazo a esto'. Miré hacia abajo y vi sangre por todas partes y pensé: 'Guau, eso debe estar realmente dolorido'".

Steven Gerrard: "Me quité los pantalones y los calzoncillos y eché un último vistazo. Esperaba no decirle adiós a un viejo amigo"

“Estaba tratando de recordar mi preparación médica y en ninguna parte de ella te enseñan cómo coser un pene. Pensé, 'no quiero que el primer pene que cosa sea el de Steven Gerrard', pero lo fue", añadió el médico.

¿Cómo lo vivió el jugador del Liverpool?

Steven Gerrard elogió el trabajo de su médico, que despejó una sala para poder llevar a cabo la intervención. "Habló con varias personas y despejó la sala. Me quité los pantalones y los calzoncillos y eché un último vistazo. Esperaba no decirle adiós a un viejo amigo", recordó el exfutbolista.

“Primero recibí un pinchazo y luego, con cuidado de no mirar lo que estaba haciendo, me di cuenta de que él tampoco se sentía demasiado cómodo al respecto. El doctor Massey debió haber deseado haberse quedado en casa tratando los cortes y contusiones de los niños de la Academia. Sin embargo, no hablé mucho. Lo quería completamente concentrado. Hizo un buen trabajo. No sentí dolor cuando me puso los puntos y volví al vestuario", añadió.

La reacción de sus compañeros

Uno de los peores momentos por los que pasó Steven Gerrard fue ver cómo sus compañeros se reían de su situación. "Habíamos ganado, el ambiente era muy bueno y pensaron que era divertido. Pero a mí no me hacía nada de gracia. Empezaron a bromear sobre los puntos, el tamaño y mis futuras relaciones en casa. En ese momento les hubiera estrangulado a todos".

Steven Gerrard aplaude en uno de sus partidos con el Rangers.
Steven Gerrard aplaude en uno de sus partidos con el Rangers.
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *