El Villarreal 'fabrica' la primera estrella de su historia: un fichaje de 100 millones

Un contenido de:
Javi Mata / EFE

El catalán Gerard Moreno, que este sábado logró un triplete con la camiseta del Villarreal CF, se ha convertido en el primer gran delantero del club castellonense crecido en una entidad cuyos principales atacantes en sus dos décadas en LaLiga Santander habían llegado de fuera.

Gerard Moreno logró su primer triplete con la camiseta del Villarreal en Primera División en la victoria de su equipo por 0-3 en Granada, donde marcó dos tantos de penalti.

El atacante zurdo ha admitido que se encuentra en el mejor momento de su carrera, lo que se ratifica con los veinticinco goles que acumula en la actual temporada (diecinueve en Liga, cuatro en la Liga Europa y dos con la selección española).

Gerard Moreno, criado en el Villarreal

El jugador llegó en 2010 al Villarreal con 18 años procedente del Badalona para jugar en el equipo juvenil y en enero de 2012 sube al primer equipo de la mano de Marcelino García Toral, que apuesta por sus goles para el regreso a Primera División.

Tras ser cedido al Mallorca una temporada, regresa al club equipo para jugar una temporada, la 14-15, en el primer equipo y en la máxima categoría, pero la llegada de Roberto Soldado acelera su salida y se marcha al Espanyol, el otro club de su vida, a cambio de 1,5 millones de euros y con los derechos sobre el jugador compartidos al cincuenta por ciento entre ambos.

Tras dos campañas en Barcelona, el Villarreal decide pagar 20 millones de euros por el otro cincuenta por ciento del jugador, lo que le convierte en la segunda contratación más cara, solo superada por los 25 millones correspondientes a Paco Alcácer.

La cláusula de rescisión de Gerard Moreno

Con 100 millones de cláusula de rescisión de su contrato, una de las más altas del equipo, el futbolista es uno de los mejores en el equipo y tiene la oportunidad de defender a España en la próxima Eurocopa.

Sus números en esta campaña suponen su mejor registro como profesional y, además, van acompañado de numerosas asistencias. Sus 51 tantos en la Liga con el equipo, le permiten acercarse a cifras como las del uruguayo Diego Forlán y el estadounidense Giusseppe Rossi, que han marcado 54 cada uno.

En total, el internacional español ha conseguido 74 goles con la camiseta amarilla del Villarreal. Junto a los 51 de la Liga, ha sumado doce en la Liga Europa, ocho en la Copa del Rey y tres en Segunda División, con los que se acerca a los 82 de Rossi, el máximo realizador del club.

Con todo ello, el punta catalán ya se ha convertido en el gran delantero del club cuajado en casa y en el principal referente del equipo en una posición en la que no ha logrado tener un jugador de tan alto nivel formado en casa.

Esta situación contrasta con la de otras demarcaciones en las que la base del club ha sido un vivero natural, tal y como ha ocurrido con los laterales de ambas bandas Mario Gaspar y Juame Costa o centrales como Mateo Musacchio o Pau Torres, formado todos en la cantera o llegados muy jóvenes a la entidad.

Bruno Soriano, Manu Trigueros o Santi Cazorla también se encuentran entre los jugadores de la casa que han hecho historia de amarillo, mientras que las apuestas en ataque casi siempre se han centrado en futbolistas llegados de fuera.

Es el casi de los extranjeros Gica Craioveanu, Sonny Anderson, Diego Forlán, Giuseppe Rossi, Cedric Bakambú o Carlos Bacca, entre otros, y de los nacionales Víctor Fernández, Joseba Llórente, Roberto Soldado, Jose Mari Romero o Paco Alcácer.

Los jugadores del Villarreal celebran un gol de Gerard en Granada (Foto: LaLiga).
Los jugadores del Villarreal celebran un gol de Gerard en Granada (Foto: LaLiga).
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *