Raúl Otero posa delante del autobús rojiblanco.
Galería