Blanca Fernández Ochoa llevaba más de una semana fallecida

Un contenido de:
ElDesmarque

Miércoles, 04 de Septiembre de 2019. 19:06
Blanca Fernández Ochoa.
Blanca Fernández Ochoa.

Blanca Fernández Ochoa, cuyo cadáver fue encontrado este miércoles en zona de la sierra madrileña de La Peñota, llevaba fallecida más de una semana, según los primeros indicios recabados por los investigadores, aunque será la autopsia la que determine el momento y las causas de la muerte.

Así lo informaron a Efe fuentes de la investigación, que detallan que el cadáver tenía claros síntomas de descomposición.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Collado Villalba levantará en las próximas horas el cadáver, encontrado a última hora de la mañana por un guardia civil fuera de servicio que iba con su perro.

El cadáver fue hallado once días después de que Blanca fuera vista en un supermercado de Pozuelo de Alarcón el pasado 24 de agosto.

La familia interpuso denuncia el día 29, ya que en otras ocasiones se había ido a la montaña ella sola durante varios días, y el 1 de septiembre se encontró su coche en el aparcamiento de Las Dehesas de Cercedilla.

Desde ese mismo día se activó un amplio dispositivo de búsqueda con profesionales y voluntarios hasta que el cuerpo fue encontrado a primera hora de la tarde.

Lola Fernández Ochoa ayudó a los agentes a reconocer el cadáver y los expertos de Homicidios y Científica de la Policía intentarán determinar las circunstancias de la muerte.

La delegada del Gobierno en Madrid, María Paz García Vera, y el consejero madrileño de Interior, Justicia y Víctimas, Enrique López, acudieron al puesto de mando desde el que se coordinó la búsqueda para conocer los detalles y reunirse con la familia de la esquiadora.

El beso de Blanca a la estatua de su hermano antes de partir

Blanca Fernández Ochoa se cruzó poco antes de su desaparición con un vecino de Cercedilla al que dijo que iba al Pico de La Peñota y, antes de alejarse, dio un beso a la estatua de su hermano Paquito y se santiguó.

Así lo han explicado a Efe fuentes de la investigación, que han detallado que los agentes de Homicidios contaban desde esta mañana con la información de que un vecino de Cercedilla había visto a la esquiadora pocos días después de su desaparición, si bien no han concretado la fecha exacta en la que se encontraron.

Blanca Fernández Ochoa y su hermano Paquito.
Blanca Fernández Ochoa y su hermano Paquito.

A este hombre, de unos 40 años, Blanca le aseguró que se dirigía a esa montaña, aunque no llevaba mochila, y al despedirse de él para supuestamente iniciar la ruta le dio un beso a la estatua de su hermano Francisco, que estaba cerca, y se santiguó, según las fuentes.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *