Entrevista Esteban | Noticias Real Oviedo
Secciones

Su gran pifia, algún reto y de tapas por España

Un contenido de:
Noelia Mejías

Viernes, 04 de diciembre de 2015. 13:45

Reportar vídeo

Desde su peor 'cantada' en toda su trayectoria al partido imborrable. De su compañero más gracioso en el vestuario al cántico que má le gusta escuchar en el Carlos Tartiere. Esteban se somete al test más personal en ElDesmarque Asturias. El avilesino hace sus recomendaciones culinarias y turísticas y no sólo de Oviedo.

-¿Qué es lo primero que le diría a Carlos Slim si lo tuviera delante? 
-Se lo dije. Le tuve delante que gracias por haber apostado por nosotros y por haber hecho posible que yo viniese ascendiese a Segunda División.
-La pifia, si es que hubo alguna, en la que dijo 'Tierra Trágame'
-Como portero tuve muchas. Como muy conocida una que tuve en el Sevilla, en el 2004, un gol de 62 metros que nos metieron en el descuento, íbamos empatados a uno y acabamos perdiendo 2-1. Un error que me acompañará, pero que aprendí muchas cosas porque lo que no mata, te hace más fuerte. En ese momento fue doloroso, pero me hizo muy fuerte.
Las tres paradas que están en su galería de honor particular
Me quedo con un penalti que le paré a Hasselbaink aquí en Oviedo. Nos jugábamos la vida con el Atlético de Madrid. Esa parada me acompaña mucho, pero tampoco más. Sí me quedo con el partido del Cádiz, sin haber tenido mucho trabajo. El haber salido ahí, saludado a mi gente, el ver a tu equipo a 90 minutos de Segunda y conseguirlo. Sí cómo se fue desarrollando el partido hasta conseguir tu objetivo final. Estoy aquí en Cádiz lejos de mi casa y estoy logrando algo para toda esta ciudad
-Un cántico del Carlos Tartiere
-Me gusta mucho lo que cantaban que les dio mala suerte y lo dejaron de cantar. Ahora de vez en cuando lo escucho: lo de Volveremos a Primera. Es algo que la gente de Oviedo se propuso hace muchos años cuando estaban en Tercera y van camino de conseguirlo. Había gente que lo cantaban en los estadios de Segunda B y Tercera, algún día intentaremos que digan en vez de volveremos, ya estamos en Primera.
-El más gracioso del vestuario
Dani Bautista es muy simpático como buen sevillano.
-Una superstición
-Ninguna.
-¿Un reto por cumplir en tu carrera deportiva?
-No vivo de buscar logros personales, simplemente seguir disfrutando. Me puse como meta venir para ascender a Segunda. De hecho, llamé a compañeros y repetía: tenemos que ascender. Lo que pasa es que nunca lo dije en prensa. A partir de ahora, seguir disfrutando y no buscar ninguna meta, ya que si no la consigues parece un fracaso. Las cosas más que pensarlas, hay que merecerlas. El año pasado merecimos ascender, ascendimos y este año lo que sea, a disfrutarlo.
-Una ciudad para vivir
-Más que una ciudad, me quedo con el pueblecito pequeño donde vivo, Bayas. Pocos habitantes, pero me da lo que necesito. Es vivir ajeno a todo.
-De tapas por España... Dígame algo que es imprescindible comer y visitar de cada ciudad en la que ha estado: Oviedo, Almería, Sevilla, Vigo y Madrid.
-De Oviedo, indudablemente, no se pueden perder un plato de cuchara o la fabada asturiana. En Vigo, cómo no, un buen pescado o marisco. En Madrid, es una multioferta. En el sur, me sorprenden las tapas tanto de Almería como de Sevilla. Aquí más acostumbrados al plato de cuchara, allí las tapas con tu cerveza con lo que quieras tomarte. Estar sentado en una terraza en Almería disfrutando de la playa y la gastronomía es algo que la gente no conoce y que cuando lo pruebas te cuesta mucho dejarlo.
-¿Y para visitar?
-De Oviedo y Asturias, todo. Desde cualquier monte interior, la costa asturiana…De Vigo, las Rías Baixas son muy recomendables. De Madrid, la oferta cultural: museo, espectáculo, tienes todo lo que quieras allí. De Sevilla, hay que vivir en la calle, disfrutar con la gente, vivir con la gente, dejarte llevar a la Semana Santa, la Feria con esa pasión que le ponen a todo. De Almería me quedo con sus playas y su ciudad y el poder conocer a los almerienses. Quizás no es un carácter tan abierto como el sevillano, pero sí que te abren sus casas, lo hacen para siempre. Al menos a mí me pasó. Dejas ahí a amigos que son para siempre. Yo sé que tengo allí amigos con las puertas.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *