Javi Rozada y los "cadáveres" que tuvo que resucitar en el Real Oviedo

Martes, 22 de Septiembre de 2020. 19:52

La salida de Javi Rozada del Real Oviedo fue sonada. El que fuera técnico del filial, que más tarde se hizo cargo del primer equipo carbayón, abandonó la disciplina azul el pasado mes de febrero para dejarle el sitio al 'Cuco' Ziganda. Dos victorias en diez partidos terminaron con la etapa del asturiano en el Oviedo y este martes ha concedido una entrevista a Radio Marca Asturias donde ha aclarado algunas cuestiones sobre su salida. 

Rozada recordaba que, cuando él llegó al banquillo del primer equipo oviedista, la situación no era la mejor. Los carbayones se encontraban en puestos de descenso y el ánimo estaba por los suelos. Él se esforzó por recuperar la mejor versión de sus jugadores para buscar la permanencia en LaLiga SmartBank, pero no lo consiguió del todo. Además, tuvo que afrontar las salidas de Joaquín del Olmo y Michu, y se quedó como portavoz, algo que acabó por afectarle también a él anímicamente.

"Salvo Sangalli, Ortuño y Saúl, que habían empezado la temporada bien, eran todos cadáveres", señaló Rozada a la pregunta de si había resucitado a un muerto. "Conseguí ir resucitando a los jugadores, más que a nivel grupal, a nivel individual. No tenían confianza y era complicado recuperarla", añadía.

"Me quemé con temas que no eran de mi incumbencia", señalaba Rozada al respecto de las destituciones de Del Olmo y Michu. "Me afectaron sus salidas. César (Martín Villar) me echó una mano, pero me quedé casi solo en el vestuario. Entramos en una mala racha de resultados cuando ya estábamos en una zona tranquila de la tabla. La expulsión de Vallecas me hizo muchísimo daño. Arnau se hizo fuerte, creyó que sin mí podía estar y optó por esto", declaraba sobre cómo se gestó su propia salida, que se produjo tras ser expulsado por una protesta en un encuentro ante el Rayo Vallecano que acabó por costarle dos partidos de sanción.

Rozada cree que su fuerte carácter fue la razón por la que ahora no sigue al frente del Oviedo: "Si no me hubieran expulsado en Vallecas, seguiría ahí, lo tengo clarísimo. Pero yo soy el único culpable. Fue determinante. En conversaciones con Arnau, siempre me lo dice".

No obstante, en el Racing de Santander no dudaron en ofrecerle una oportunidad tras el descenso a Segunda B: "De todo se aprende, de todo se crece. En el Oviedo tenía muchísima presión y no dominé bien mi carácter y mis sentimientos. Si el Racing me da una oportunidad es porque ven que puedo corregirlo y eso no me preocupa, no va a ir a más ni voy a volver a cometer ese error".

Rozada, durante un lance del partido ante el Rayo desde el banquillo (Foto: ROV).
Rozada, durante un lance del partido ante el Rayo desde el banquillo (Foto: ROV).

Su relación con Saúl Berjón

Durante su estancia en el banquillo del primer equipo, en Oviedo corrían rumores sobre la mala relación entre Rozada y Saúl Berjón, uno de los capitanes del equipo. Sin embargo, el asturiano señala que esto no era cierto: "Siempre tuve una relación buenísima. Se contaron muchas mentiras y cosas que no eran. Ahora nos une una bonita amistad".

De hecho, habló con él tras su salida del conjunto azul hacia el Burgos de Michu, al no cerrarse el acuerdo de renovación de su contrato: "Me sorprendió que se tardara tanto y que se le pusiera de ‘pesetero’. Él se quería quedar en el Real Oviedo, lo sé por boca de él pero no se llegó a un acuerdo. Creo que se tendría que haber hecho más rápido y dejar las cosas más claras. Ha sido un buen profesional y ha llegado en un momento difícil. Que nadie se olvide de que con Saúl se peleó durante dos temporadas por jugar el playoff hasta el final. Como oviedista, querría que estuviera ahí, pero entiendo su opción".

Rozada: "Que nadie se olvide de que con Saúl se peleó durante dos temporadas por jugar el playoff hasta el final"

Saúl Berjón, durante un lance del Oviedo-Albacete (Foto: Luis Manso).
Saúl Berjón, durante un lance del Oviedo-Albacete (Foto: Luis Manso).

3 comentarios

  1. manu manu

    Lo de los futbolistas y entrenadores es lo mismo de siempre.mafia,si juego bien si no juego muy mal,hay quien escurre el bulto,si se va mal hay quien esta mas pendiente del movil y el representante que de jugar.
    un saludo

  2. Juanito

    No, Rozada. No. A ti te echaron los futbolistas, igual que a Egea. Hay una mafia que han hecho lo que han querido. Y, o estabas con ellos o contra ellos. Po eso más que nada hay que rejuvenecer el equipo.

  3. M. Victoria

    Rozada: "Que nadie se olvide de que con Saúl se peleó durante dos temporadas por jugar el playoff hasta el final" de acuerdo con el Sr. Rozada, pero también debería decir que llevábamos 2 temporadas todo el día lesionado. Los años no pasan en balde. Berjón debería haber aceptado rebajarse el salario. No fue así, pues encantado de haberlo conocido y suerte.

Enviar comentario Ver los 3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *