Abel Xavier, los 'problemas' con su imagen y la influencia de Lillo en el Oviedo

Abel Xavier, en un partido.
Abel Xavier, en un partido.

El exjugador del Real Oviedo Abel Xavier, que militó en las filas del conjunto azul a finales de los años 90, continúa vinculado al mundo del fútbol como técnico. El mozambiqueño, que cuenta con una extensa trayectoria en el verde, ha estado también bajo el foco de la actualidad en muchos momentos por otros asuntos que nada tenían que ver con lo deportivo como sus llamativos peinados.

En The Coaches' Voice, el que fuera jugador carbayón ha confesado que cuando era futbolista rechazó las propuestas de muchos clubes que "me exigían que cambiase mi aspecto". "¿Y qué importa mi apariencia en el desempeño del trabajo?", se cuestiona.

Abel Xavier, con Portugal, y posando con una camiseta del Real Oviedo.
Abel Xavier, con Portugal, y posando con una camiseta del Real Oviedo.

"Mantenerme fiel a mi imagen pasó a ser una cuestión de resistencia. Yo no juzgo a nadie por su imagen. Juzgo por el contenido", asevera el mozambiqueño nacionalizado portugués.

Tras casi 20 años como futbolista, el ahora entrenador explica que "fui madurando como profesional y, claro, como persona. A cada paso, ganaba conocimiento del juego y de la vida. Es un bagaje que, sin duda, agrega valor a mi trabajo actual como técnico de fútbol".

De su carrera profesional destaca que muchos entrenadores le sirvieron como referencia y, en concreto, afirma que "en el Real Oviedo, estuve con Juan Manuel Lillo, un pensador del juego. Son muchas referencias. Me podría quedar nombrando gente todo el día y aún faltarían nombres".

Su última experiencia en los banquillos ha sido con la selección de Mozambique. "En el fútbol se miran exclusivamente los resultados en el campo. Son importantes, está claro. Pero tienen un por qué. Detrás de cada victoria hay una metodología de trabajo, una organización con estructura. Me siento orgulloso de haber hecho mi contribución al desarrollo del fútbol de mi país natal", asevera Abel Xavier.

Agradecido al deporte y "a todos los que se cruzaron en mi camino", el exfutbolista considera que "estoy a la altura de cualquier desafío, ya sea en un club o en una selección. A lo largo del tiempo me fui preparando para lo que esté por llegar".

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *