Pablo Carreño: "No es lo mismo entrenar en un gimnasio de alto nivel que en un sótano"

Miércoles, 15 de Abril de 2020. 20:27
Pablo Carreño en el ATP 250 de Antalya.
Pablo Carreño en el ATP 250 de Antalya.

Tampoco la raqueta logró despejar el coronavirus. Ni siquiera Pablo Carreño, una de las figuras actuales del tenis español, a quien el coronavirus le pilló a punto de embarcar camino de Miami. En una entrevista para Radio Asturias, el deportista habla de la dificultad de entrenar durante el confinamiento y alaba la decisión de suspender los Juegos Olímpicos.

Al tenista nacido en Gijón la crisis le encontró en Barcelona, donde entrenaba como tantas veces como preparación a un nuevo torneo. "Se va haciendo muy monótono todo, muy pesado, pero estamos encerrados por una buena causa y hay que intentar seguir, y no desesperar", destaca, sobre la cuarentena que viven los españoles y que ya supera el mes de duración.

Pablo Carreño Busta, durante un torneo en Chengdu.
Pablo Carreño Busta, durante un torneo en Chengdu.

Como muchos otros deportistas de élite, la pandemia le obliga a teletrabajar, un aspecto casi inimaginable en la rutina de un tenista. Un proceso, reconoce, en el que hace lo que puede "intentando aprovechar el máximo el espacio". No obstante, "no es lo mismo entrenar en un gimnasio de alto nivel que hacerlo en el sótano o en el jardín".

"Hay que intentar no perder mucho la forma, aunque después de un mes sin tocar la raqueta me va a costar mucho volver al nivel que estaba", subraya. Su nueva vida cuenta afortunadamente con la presencia virtual de su preparador físico, con el que contacta vía videollamada. "Entreno unas dos horas y media de preparación física diaria", explica.

Y añade:  "Me manda algunas cosas (el entrenador). Yo las hago y él me corrige, me anima y me controla que no me salte ninguna repetición. No es una preparación física óptima para un deporte de alto nivel, pero sí para mantener los niveles de fuerza, el peso, e intentar salir de la mejor manera posible de este confinamiento".

Además, Pablo Carreño valoró la decisión de aplazar la celebración de los Juegos Olímpicos, una competición que le hacía mucha ilusión al tratarse de su primera vez. "La noticia era esperada. Mucha gente de diferentes países, cada uno con sus restricciones, y creo que lo más acertado era aplazarlo. No estaba clasificado matemáticamente, pero sí tenía muchas opciones porque el ranking cerraba después de la semana de Roland Garros y ya llevaba muchos puntos acumulados. Espero disputarlos en 2021 y que esto se solucione lo antes posible, que es lo más importante. El resto queda en un segundo plano", destaca el tenista asturiano.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *