Éibar - Sporting de Gijón | Dani Martín Este Portero No Canta
Secciones

Dani Martín: este portero no canta

Un contenido de:
ElDesmarque

Jueves, 06 de diciembre de 2018. 21:48
Dani Martín durante una acción del encuentro frente al Éibar (Foto: LaLiga).
Dani Martín durante una acción del encuentro frente al Éibar (Foto: LaLiga).

Fueron mayoría los futbolistas rojiblancos que superaron con nota el examen de Ipurua. Un Sporting de Gijón serio y eficaz se llevó la eliminatoria ante la SD Eibar merced a la renta lograda en el duelo de ida y a los tantos logrados en el primer tiempo por Álvaro Jiménez y Pablo Pérez. Con los locales volcados en busca de una remontada imposible, emergió la figura de Dani Martín.

Porque el meta rojiblanco no canta. No es como su homónimo, otrora vocalista de 'El Canto del Loco' y actualmente en solitario. El Dani Martín del Sporting no canta en absoluto. Aporta seguridad y sobriedad, aunque se luce bajo palos como el otro con un micrófono. Dani Martín brilla sobre el césped como lo hace Dani Martín sobre un escenario. Y ambos levantan el clamor de los espectadores cuando ven sus actuaciones.

Presente y futuro en la portería rojiblanca. Diego Mariño en LaLiga y Dani Martín en la Copa, una pareja casi insuperable. Con el gallego de descanso en el torneo del K.O, el protagonismo recae en las manos del canterano. En cada aparición sobre el verde confirma su alto nivel.

La prueba ante una delantera de Primera también fue superada con éxito. Dani Martín se destapó en Ipurua con ¡hasta diez paradas! frente a los atacantes armeros. El meta gijonés le negó el grito del gol a la artillería local. Recursos y paradas de todos los colores. Reflejos, anticipación, achique y mano dura, todo el repertorio en acción ante los Marc Cardona, Charles, Jordán o Kike García. Los tantos de Cucurella y Charles no ensombrecen una actuación destacada.

En su cuarta aparición en el primer equipo rojiblanco, todas ellas en la Copa, Dani Martín vuelve a confirmar que el futuro de la meta sportinguista está en buenas manos.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *