Manolo Mesa y su anécdota más recordada junto a Quini

Miércoles, 23 de Enero de 2019. 22:23
Enrique Castro Quini en un de sus primeros encuentros con el Sporting de Gijón.
Enrique Castro Quini en un de sus primeros encuentros con el Sporting de Gijón.

Más de una década, exactamente 12 años, dan para guardar en la memoria muchos recuerdos. Algo así es lo que siente el exfutbolista del Sporting cuando rememora su pasado como rojiblanco. Como él repite, convivió no sólo junto a un grupo de futbolistas, sino al lado de un gran grupo de amigos que cada vez que se juntan tienen mil y una batallas que recordar. Junto a la figura más admirada del sportinguismo, Quini, guarda una anécdota que nunca olvidará.

Uno de los problemas que tenía Manolo Mesa en el Sporting y en la vida era el miedo a volar. Como equipo de Primera división, lo normal era que cada 15 días hubiese un desplazamiento largo y en avión. El sanroqueño narra cómo vivía esos días junto al resto de la plantilla.

"Le tenía mucho miedo a los aviones cuando viajábamos. Entonces casi siempre nos juntábamos con Quini, que le gustaba ir lo más adelante posible por el mismo motivo. Siempre estábamos pendientes de entrar los primeros en el avión para estar lo más adelante posible, del miedo que teníamos", recuerda.

Sobre su compañero y amigo Quini sólo desprende palabras de halago. "Estuve hasta que se fue a Gijón y después volvió. La pena es que uno, cuando más recuerda a la gente, es cuando ya no están aquí. Todos los que somos sportinguistas y hemos jugado con él sabíamos lo que valía para nosotros y para el club. Era la clave para nosotros. Teníamos grandes jugadores, pero él siempre estaba ahí y era el que metía el gol".

"Cuando más recuerdas a la gente es cuando ya no están aquí. Todos los que somos sportinguistas y hemos jugado con Quini sabíamos lo que valía. Él siempre estaba ahí y era el que metía el gol".

De su etapa en el club también se marchó con una pena, el no poder terminar su carrera deportiva allí. "El peor recuerdo es haber tenido que dejar el Sporting injustamente para mí. No acepté unas condiciones que me ofrecieron y lo dejé cuando creía que mi vida deportiva terminaba allí. Ese fue un disgusto que me llevé, tenía mi ilusión de terminar allí. No le echo las culpas a nadie, pero me ofrecieron una cosa que no podía aceptar", explicó durante la entrevista

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *