Ocho Ultra Boys afrontan cárcel por desorden y agresiones en un bar

Martes, 15 de Octubre de 2019. 11:51
Aficionados del Sporting llenan las gradas de El Molinón durante un partido (Foto: El Desmarque).
Aficionados del Sporting llenan las gradas de El Molinón durante un partido (Foto: El Desmarque).

La Sección Octava de la Audiencia de Asturias acoge este miércoles el juicio contra ocho miembros del grupo Ultra Boys del Sporting de Gijón, que afrontan penas de entre dos años y medio y seis años y medio de cárcel, acusados de desórdenes y agresiones en un bar de Gijón.

Los hechos ocurrieron sobre las 1:30 horas del pasado 8 de abril en un bar de la calle Oscar Olavarría, donde se estaba celebrando una fiesta organizada por socios del Unión Club Ceares.

Según el escrito de acusación del Ministerio Público, los acusados, miembros del colectivo de animación del Sporting de Gijón Ultra Boys, accedieron al local provistos de objetos contundentes, como barras de hierro, palos y martillos.

Sin mediar palabra, agredieron "indiscriminadamente" a las personas que celebraban la fiesta, entre ellas a joven de 30 años que fue golpeado en la cabeza con un objeto metálico por uno de los acusados, añade la Fiscalía en su escrito de calificación provisional.

El herido, que sufrió lesiones de las que tardó en curar 9 días, precisó nueve grapas de sutura y le quedó como secuela una cicatriz de 34 milímetros en la frente.

Asimismo, según la Fiscalía, los acusados ocasionaron deliberadamente daños en los cristales blindados de la puerta del local y en la vajilla del establecimiento valorados en casi 200 euros. La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de desórdenes públicos, un delito de lesiones y un delito leve de daños.

Del primer delito de lesiones responde en concepto de autor el acusado que agredió al herido, y de los delitos de desórdenes públicos y el leve de daños responden como autores todos ellos.

La Fiscalía solicita que se condene a cada uno de los acusados a 2 años y 6 meses de prisión por el delito de desórdenes públicos, y a 3 meses de multa con cuota diaria de 10 euros (900 euros) por el delito leve de daños.

El acusado que agredió al herido afronta la pena más grave, ya que a los 2 años y 6 meses por el delito de desórdenes públicos se suma otra petición fiscal de 4 años de prisión por el de lesiones. Además, deberá indemnizar a la víctima con 1.360 euros por las lesiones y la secuela y en 245 euros al servicio de salud por la atención prestada al herido.

La Fiscalía interesa que todos los acusados, de forma solidaria, indemnicen al dueño del bar en los 198 euros en los que han sido tasados los desperfectos ocasionados en el establecimiento

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ElDesmarque te avisa si pasa algo importante

¿De qué quieres que te informemos?