Una oportunidad para reivindicarse: Aitor García pide paso nuevamente

Un contenido de:
Pablo García

Si hay alguien en el Sporting de Gijón que se beneficie de la lesión de Ante Cumic es Aitor García. Y es que casi con total seguridad el onubense entrará en los planes de David Gallego para el partido ante el RCD Espanyol, presumiblemente desde el once inicial.

Tras ser uno de los máximos goleadores del equipo la pasada temporada, David Gallego decidió darle continuidad a ese buen momento dándole una titularidad que no ha perdido hasta hace nada. Y es que el empuje del canterano Gaspar Campos y del propio Ante Cumic parecen haberle relegado a un segundo plano. Aún así, ha participado en los últimos tres partidos entrando desde el banquillo.

Ahora, con la lesión del extremo serbio, volverá a contar con una oportunidad para dejar atrás el bache que ha atravesado y para volver a asentarse en el once titular.

Aitor García, durante el Alcorcón-Sporting de esta temporada (Foto: LaLiga).
Aitor García, durante el Alcorcón-Sporting de esta temporada (Foto: LaLiga).

Aitor García, calidad bajo sospecha

Fichado en enero de 2019 cuando era una de las revelaciones de LaLiga SmartBank con el Rayo Majadahonda, Aitor García llegaba con la vitola de ser el extremo con desborde que buscaba la parroquia de El Molinón, aunque su rendimiento durante estos dos años ha sido una auténtica montaña rusa.

En su primera media temporada no pudo dar continuidad a las buenas sensaciones que transmitió en el equipo madrileño. Pese a disputar once partidos, lo más habitual es que fuese una de las sustituciones, ya que tan solo disputó un partido completo. Al menos, su único gol como rojiblanco aquella temporada le dio un valioso punto a su equipo en un empate ante el Almería.

La pasada temporada, en cambio, se convirtió en uno de los puntales del equipo. Sus siete goles fueron fundamentales para alejar al equipo sportinguista de las zonas de peligro. Ahora disfrutará de otra oportunidad para corroborar que tiene un sitio en el equipo titular y que puede ser un jugador desequilibrante en el tramo final de temporada.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *