Por millón y medio: el fichaje que el Mallorca estuvo a punto de pescar en el Sporting

A estas alturas de la temporada, el Sporting de Gijón y el RCD Mallorca son rivales directos en la pelea por el ascenso. En verano, no obstante, parecía que ambos clubes tendrían aspiraciones distintas. Y es que el equipo mallorquín, con el dinero de las ayudas por descender de LaLiga Santander, tenía potencial para poder confeccionar una plantilla con la que volver cuanto antes a la máxima categoría.

Por eso mismo, en el mes de septiembre pusieron sus ojos en el Real Sporting para reforzar su delantera ante la más que posible baja de Ante Budimir, que contaba con el interés de equipos como el Real Valladolid y el CA Osasuna.

Según informa La Nueva España, el sustituto para el delantero croata era Uros Djurdjevic. Por él ofrecieron un millón y medio de euros, que el Sporting estuvo sopesando en aceptar.

Aunque su buen arranque de temporada -tres goles en los tres primeros partidos- produjo que la dirección deportiva encabezada por Javi Rico acabase por echar atrás la operación.

El delantero serbio y el croata comparten muchas características en común, principalmente la garra y la intensidad. Por eso mismo, el Mallorca creía que Djuka era el sustituto idóneo para uno de sus jugadores franquicia. No obstante, el anhelo del equipo vermellón durante todo el mercado de fichajes era encontrar un delantero que supliese la más que posible baja de Budimir. Eso explica por qué acabó firmando por Osasuna, que le ofreció a Marc Cardona como compensación.

Djuka celebra su gol en el Real Sporting-Espanyol (Foto: LaLiga).
Djuka celebra su gol en el Real Sporting-Espanyol (Foto: LaLiga).

Djurdjevic, de fichaje a amenaza

No cabe duda que los goles de Djuka son los principales artífices de que el Sporting se mantenga en los puestos de cabeza de LaLiga SmartBank. El próximo fin de semana, estos dos equipos se verán las caras y tendrá que vigilar a un delantero que se ha revalorizado tanto este año que ahora parece irrisorio que solo se quisiese pagar un millón y medio por él.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *