Resumen Año 2015 | Sporting de Gijón | Ascenso 14-15
Secciones

Gracias Guajes

Un contenido de:
Pablo Guisasola

Viernes, 25 de diciembre de 2015. 08:00

Reportar vídeo

El año 2015 ha dejado un gran recuerdo para los sportinguistas. Ha sido un año histórico, en el que el Sporting de Gijón ha demostrado tener verdadera grandeza con un ascenso a pesar de todos los obstáculos, que no fueron pocos: La sanción para fichar, los impagos a los futbolistas, el conflicto social con el Consejo, la indisciplina de Dani Ndi.

Con todo, el Sporting resistió en su lucha con el Girona. Impulsó a Caballero para meter el gol más importante. El gol del intenso abrazo de Jony y Abelardo en el Villamarín. La charla de 'El Pitu' que Marco Canal regaló a todos los aficionados. Un sinfín de recuerdos inmborrables y que seguirán emocionando con el paso de los años.
Y no sólo se consiguió un ascenso, también se evitó la quiebra. El Juzgado tuvo que convocar la Junta de Accionistas. García Amado abandonó Mareo. Javier Fernández no vendió y se puso al mando, pero sobre todo los guajes se superaron. Esa fue la clave del regreso a Primera. Y La Mareona, que disfrutó como nunca con los goles de Castro en los últimos minutos. Con las cabalgadas de Jony, las exhibiciones de Sergio, las paradas de Cuéllar, la solvencia de los centrales o el factor sorpresa de Isma López.
Un año espectacular de récords positivos sobre el verde y en las gradas de El Molinón. Nunca el Sporting tuvo tantos socios como este curso y seguro que 2016 confirmará la dinámica. La permanencia supondría el trampolín para alcanzar el techo con el que sueña Abelardo. Crecer, consolidarse en Primera y aspirar a cotas mayores. El dinero influye, claro, pero no lo es todo.
Precisamente, todo lo demás es lo mejor del Sporting. En ese ámbito están las respuestas a las preocupaciones con las que termina el año. Las renovaciones de Jony, Bernardo y Luis Hernández. Por el primero habría que hacer una concentración para que sepa el cariño que le tiene la gente. Lo sabe, pero también se ha llevado las críticas más ingratas de los últimos años. Ese cariño no lo echa en falta Bernardo y tampoco Luis Hernández, aunque el segundo sí que lamentó el escaso valor que le dio el club. Ahora puede que ya sea tarde.
Por eso, por mucho que juegen los guajes, la gestión es determinante para no cargarse esta ilusión. El Consejo, años atrás, ha hecho las cosas rematadamente mal. Al menos ahora, parece que, el club se ha puesto serio. Ha pagado su deuda con Hacienda y promete seriedad. Qué menos.
Se despide 2015 y 2016 saluda con grandes expectativas. Y todo gracias a los guajes de Mareo, a Abelardo, su cuerpo técnico y por supuesto a la afición. Esta es la verdadera comunión. 

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *