Notificaciones

El Lenovo Tenerife supera al Manresa en Bilbao y conquista su segunda Liga de Campeones (87-98)

Marcelinho Huertas avanza delante de Chima Moneke en el Lenovo Tenerife-BAXI Manresa (Foto: EFE).
Marcelinho Huertas avanza delante de Chima Moneke en el Lenovo Tenerife-BAXI Manresa (Foto: EFE).

El Lenovo Tenerife de Txus Vidorreta ganó este domingo en Bilbao, la ciudad de su entrenador, su segunda Liga de Campeones, un triunfo incontestable ante el BAXI Manresa por 87-98 que lideró el base brasileño Marcelinho Huertas con la friolera de 14 asistencias.

Marcelinho, MVP de la final, fue el que engrasó el triunfo canario, que con esta victoria es el vencedor de la primera y la última Basketball Champions League, pero a él colaboraron todos sus compañeros en una tarde impresionante de acierto por encima del 65 por ciento en tiros de campo, 73 en T2 y casi el 55 en triples.

El base paulista terminó también con 13 puntos y 24 de valoración, bien ayudado por Sasu Salin (18 y 20), con un arranque espectacular, Aaron Doornekamp (11, 7 rebotes y 19), el único jugador que repite título con el conjunto tinerfeño, Kyle Wiltjer (17) y Giorgi Shermadini (14).

En el Manresa puso sobre la cancha todo lo que pudo, hasta un poco de sangre, Chima Moneke (24, 8 y 27), el MVP de la competición, aunque sin demasiada ayuda de sus compañeros. Entre los que aparecieron en ocasiones Joe Thomasson (15 y 15), Dani Pérez (12), Silvayn Francisco (12) y Luke Maye (10).

Pero a los de Pedro Martínez, sobresalientes en todo el torneo, les faltó hoy seguir el ritmo anotador de un Tenerife insuperable.

Con el triunfo del conjunto canario, el baloncesto español suma cuatro de las seis BCL disputadas y las tres últimas. Las dos anteriores las había ganado el Hereda San Pablo Burgos.

Arrancó el duelo con un tremendo ambientazo en la grada y un 'duelo a muerte' en OK Corral entre Salin y Moneke, saldado a favor del de rojo, que anotó los 12 primeros puntos en cuatro jugadas de tres puntos, dos triples y dos 2+1.

El de negro se quedó en 10, pero su equipo por delante casi todo un primer cuarto con proyección de los dos equipos a más de 100 puntos (25-27).

Enorme anotación en los dos equipos, que no pararon hasta el descanso (50-49 a pesar de la agresividad defensiva en ambas mitades de cancha.

Sima y Dani Pérez le cogieron en relevo a Moneke en el que también apareció Thomasson para frenar un primer intento de escapada chicharrera al inicio del segundo cuarto (25-32).

En el Tenerife también empezaban a tener el protagonismo que acostumbran Huertas y Shermadini, ya productivos (19 puntos entre ambos y Marcelinho 6 asistencias) en una primera mitad frenética y de alto nivel de juego ofensivo.

Regresaron de vestuarios los de Viddorreta como se fueron a ellos, con un tremendo acierto en los tiros que les permitió volver a amenazar con escaparse en el marcador cuando se adelantaron de diez puntos mediado el tercer cuarto (56-66) y a 11 dos minutos después (58-69).

Al Manresa se le complicaban muchos las cosas porque, además Moneke se lesionó en la cara tras recibir una falta sancionada como antideportiva de Shermadini.

Y aún se le pusieron peor las cosas a los de Pedro Martínez, que acabaron 15 abajo el tercer cuarto (67-82) con Doornekamp y Wiltjer sumándose al festival anotador canario.

Fue el principio del fin para el Manresa, a pesar de que Moneke volvió a la cancha, y el inicio de la fiesta de los tres centenares de seguidores canarios. Todos emocionados cuanto los 5.000 del Manresa, después de haber agradecido a su equipo que les trajese a Bilbao, cantaron "Tenerife, Tenerife, Tenerife" atronando el pabellón.

Justa deferencia de la 'marea roja' al indiscutible 87-98 final que recortó los 18 puntos de ventaja que llegó a alcanzar el conjunto canario en el último cuarto (71-89).

Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando