LaLiga SmartBank
Espanyol
1-0, m. 15: Melendo
2-0, m. 26: Wu Lei.
3-0, m. 90: Embarba (p).
3-0
Jornada 1
12 de septiembre de 2020
21:00
Albacete

Un paseo para comenzar el retorno a la élite

Un contenido de:
Santiago Sanabria

Sábado, 12 de Septiembre de 2020. 22:50

El RCD Espanyol selló este sábado una contundente victoria contra el Albacete (3-0) en su estreno en LaLiga SmartBank, en el RCDE Stadium, con dos goles en doce minutos de la primera parte de Melendo (14) y Wu Lei (25) que desmontaron por completo a un rival que no creó peligro en el área rival.

El Espanyol salió a morder. Los blanquiazules querían demostrar que van a por todas tras descender a Segunda división y ganaron en intensidad al rival. En el minuto 13, Melendo culminó el esfuerzo del bloque al conectar una asistencia de Wu Lei y superar al portero Tomeu Nadal.

Los blanquiazules no frenaron el rodillo y ampliaron la ventaja en el minuto 25. Embarba sacó una falta, David López la dejó con la cabeza para Wu Lei y el chino remató la acción colectiva para poner el 2-0 en el marcador. El dominio del encuentro era claramente del anfitrión.

El Albacete apenas creaba peligro en el área de Diego López y no conectaba con Manu Fuster, su referencia ofensiva. El Espanyol se gustaba y buscó el tercero antes del descanso, sin éxito. Raúl de Tomás insistía. El delantero quería su parte del pastel, aunque los de Vicente Moreno no pudieron engordar el marcador.

En la reanudación, los periquitos mantuvieron la misma intensidad que en los primeros 45 minutos. Los catalanes apretaban al rival y llegan al área con facilidad. Tomeu Nadal no podía estar tranquilo, mientras que Diego López no pasaba dificultades bajo palos. Raúl de Tomás mantenía las revoluciones arriba.

Acción del Espanyol-Albacete (Foto: LaLiga).
Acción del Espanyol-Albacete (Foto: LaLiga).

El Albacete despertó poco a poco. A medida que el cronómetro avanzaba, el Espanyol redujo los riesgos y dio más oportunidades al contrario, que pisó con más asiduidad los dominios del meta blanquiazul. En cualquier caso, los blanquiazules demostraron también solvencia defensiva.

Además, Vicente Moreno no se conformaba con el resultado y refrescó su delantera al completo, dando entrada a Puado, que dispuso de una gran ocasión en los últimos diez minutos, y a Matías Vargas y sentando a Raúl de Tomás y Wu Lei. El choque era claramente del Espanyol y no hubo sorpresas.

Embarba, en el tiempo añadido, marcó un penalti para cerrar el partido después de unas manos de Carlos Isaac. Después del 3-0, el anfitrión siguió insistiendo, aunque el luminoso ya no se movió.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *