Secciones

El WhatsApp de Valdano con el que Setién le dio una lección a sus jugadores

Martes, 14 de Enero de 2020. 12:06

Reportar vídeo

Quique Setién se convirtió este lunes por a noche en el nuevo entrenador del FC Barcelona. El técnico cántabro es una persona muy fiel a sus ideas y con una filosofía clara de juego. Como anécdota, recordamos cuando le puso a los jugadores del Real Betis un vídeo de una conferencia de Jorge Valdano.

Más que ponérselo como charla antes de algún partido o en algún entrenamiento, Quique Setién optó por mandarle el fragmento a sus futbolistas a través del grupo de WhatsApp que compartían.

Como se puede ver en el vídeo superior, el nuevo preparador del Barça le mandó a los suyos una anécdota que reveló Jorge Valdano en la que cuenta cómo un antiguo entrenador les hizo olvidarse de los entrenamientos y de los horarios, después de las quejas de los jugadores, tras una visita a la boca de un metro y el sinfín de trabajadores de madrugada.

Jorge Valdano y Quique Setién (Fotos: EFE).
Jorge Valdano y Quique Setién (Fotos: EFE).

La anécdota de Valdano que pone Setién como ejemplo

Así cuenta el argentino la curiosa charla con la que Quique les quiso dar ejemolo y una lección a los jugadores del Betis: "Un día, en un en entrenamiento que se hizo largo todos empezamos a quejarnos en coro. 'Esto ya lo sabemos, estamos cansado, llevamos dos horas aquí'...todo el equipo con la misma cantinela. El entrenador dio por terminado el entrenamiento y nos llevó al hotel en el que estamos concentrados".

"Al día siguiente, a las 5 de la mañana nos despertó. Llegamos a recepción, pretendíamos ir a desayunar, pero nos digo que de ninguna manera, que al autobús.  Pensábamos que había preparado una sesión de castigo porque estaba muy en su estilo de dirección, pero no", siguió diciendo Valdano.

"El autobús salió del hotel y paró a 400 metros, justo en la entrada de una boca de metro, donde fuimos espectadores de un autentico espectáculo porque nunca habíamos visto una boca de metro a esa hora de la mañana y a esa hora había muchísima gente que entraba y salida del metro, gente humilde, vestida de una manera humilde, todos con un paquete bajo el brazo donde habrían llevado la comida. Ahí estuvimos en silencio viendo ese espectáculo social y, a la hora, el entrenador se levantó y nos dijo 'miren, esta gente sale de casa cuando sus hijos están durmiendo y vuelven cuando sus hijos están durmiendo. No me vuelvan a decir que el entrenamiento es largo'. No recuerdo un autobús más silencioso en el regreso al hotel", concluyó.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *