Doble problema importante de Bartomeu y el Barcelona por las elecciones y el mercado de fichajes

Sábado, 15 de Agosto de 2020. 14:12

"Toca tomar decisiones. Algunas ya las teníamos tomadas de antes". Esas fueron las palabras de Josep Maria Bartomeu, que se dignó a dar la cara tras hecatombe histórica del FC Barcelona ante el Bayern de Múnich en la Champions League. El presidente anunció medidas inminentes que empezarán por el cambio de entrenador y podría seguir por la convocatoria de elecciones, aunque esto último con un problema serio de calendario. Además, la plantilla y el club tienen claro que se necesita una revolución en el mercado de fichajes.

Revolución que, salvo sorpresa, no podrá ser tan grande como se desea. Porque el mercado de fichajes estará condicionado a la situación actual, no sólo a nivel económico sino también respecto a los tiempos. De hecho, la plantilla del Barcelona sólo tendrá ahora dos semanas de vacaciones antes de volver al trabajo con vistas al nuevo curso.

Se esperan salidas, sí. Y esas salidas tendrían que ser compensadas con muchas llegadas, pues uno de los grandes problemas de este Barcelona es que no tenía banquillo ni fondo de armario. El gran problema es que para ello, para firmar jugadores de primer nivel y realizar una auténtica revolución en el equipo, se necesita dinero. Un dinero que el club no tiene tras las inversiones años atrás en jugadores como Philippe Coutinho u Ousmane Dembélé. Las altas fichas de la plantilla actual mantienen las cuentas del club aún más justas.

El Barcelona, sin dinero ni elecciones a corto plazo

Esa liquidez debería salir de las ventas que se prevén en el Barcelona, pero la situación económica actual ha devaluado, y mucho, el mercado. Así pues, no serán tantos los jugadores que se vayan del club a lo largo de las próximas dos semanas como se desearía por una cuestión puramente económica.

No sólo se le plantea un problema económico a Bartomeu de cara al mercado de fichajes, sino que las elecciones tampoco podrán realizarse a corto plazo. El presidente dejó entrever que podría adelantarlas, pero el calendario no da margen. Hay que convocarlas, hay que realizar todo el período pre-electoral y parece difícil que se pueda votar en mitad de la temporada. Sobre todo porque los candidatos, entre otras cosas, suelen estar avalados por la llegada de un nuevo entrenador, lo que provocaría un situación difícil en caso de, por ejemplo, que haya elecciones en enero.

Tampoco habrá elecciones durante las próximas dos semanas, claro, pues no hay margen de tiempo para ello. Así pues, las decisiones importantes del Barcelona de la próxima temporada las llevará a cabo Josep Maria Bartomeu. Y esas empezarán por el entrenador, con Mauricio Pochettino y Ronald Koeman como primeros favoritos a relevar a Quique Setién.

Messi, en la derrota del Barcelona ante el Bayern.
Messi, en la derrota del Barcelona ante el Bayern.
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *