Danny Ocean inspiró en Tegueste

Miércoles, 28 de Octubre de 2020. 23:13
Pedri, ante la Juventus (Foto: FCB).
Pedri, ante la Juventus (Foto: FCB).

Como si fuese antes de ayer. Corría el 2002 y se estrenaba en cines una de las películas preferidas del redactor que escribe: Ocean's Eleven, Danny y su pandilla enamoraban el lado cinéfilo de mi corazón. Una joya para la gran pantalla protagonizada por diamantes del cine. Y una inspiración en Tegueste que ahora disfruta el FC Barcelona.

En el pequeño municipio canario, diez meses después del estreno de este peliculón, nacía un pequeño futuro futbolista: era el 25 de noviembre de 2002 y Pedri llegaba al mundo.

Celebración del tanto de Dembélé (Foto: FC Barcelona).
Celebración del tanto de Dembélé (Foto: FC Barcelona).

Recorrer su carrera sería inútil a estas horas de la noche, pero hablar de su crecimiento, su desborde, su carisma, su soltura y su valentía con apenas 17 años en el FC Barcelona me parece necesario. Y es que si Danny Ocean era un excelente ladrón, un genio de lo suyo, seguro que inspiró en Tegueste. Estoy seguro.

Como si del más listo de la clase se tratase, Pedri salta a cada estadio de LaLiga Santander, y ahora de la Champions League, como si llevase toda la vida compitiendo. No le importa que el que esté enfrente sea el lateral de la Categoría de Plata o que sea Cuadrado, futbolista reconocido, internacional y adorado por todo un país. Le da igual: le encara y le supera.

Pedri jugó en Turín 89', tocó el balón en 64 ocasiones, acertó 39 de sus 41 pases (¡¡95%!!) y completó cuatro de los cinco regates que inició. Si nos metiésemos en aquello de duelos, ganó nueve de los 16 que afrontó y, por si fuese poco, robó otros dos balones.

Las estadísticas no son de un futbolista veterano, de una estrella asentada en la Champions League, sino de un chico que lleva dos ratos en la élite y que, si se aplica en defensa, promete dar muchas, muchas, muchas alegría a un público que bien necesita oxígeno.

Danny Ocean montó el equipo perfecto para asaltar un casino, pero estoy seguro que si llega a tener a Pedri, todo hubiese sido más fácil.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *