Cuenta atrás Copa del Rey
Advertisement

Un día más en la montaña rusa de Griezmann: mil fallos y un gol 'regalado'

Antoine Griezmann sigue generando muchísimo debate en el FC Barcelona. El atacante francés del cuadro azulgrana fue de nuevo protagonista en el duelo de este sábado que enfrentó a los de Koeman con el Real Betis.

El punta galo tuvo una nueva oportunidad para acallar las críticas, pero, sin embargo, mostró de nuevo sus problemas para hacer goles que en otras épocas no existían.

Durante la primera mitad tuvo muchas ocasiones para batir a Claudio Bravo, pero no se mostró acertado en el remate siempre intentando ajustar demasiado sus remates.

Se mostró muy móvil intercambiando posiciones con Ousmane Dembélé y Ansu Fati, pero errado a la hora de colocar la pelota en la portería.

Sin embargo, su mejor oportunidad de gol llegó a balón parado. En concreto, de penalti. Mandi derribó a Ansu Fati en el área y, con Messi en el banquillo, Griezmann fue el encargado de patear aunque se encontró con una gran parada de Claudio Bravo.

Griezmann celebra con Messi su gol ante el Betis (Foto: FCB).
Griezmann celebra con Messi su gol ante el Betis (Foto: FCB).

Ante tanto pesimismo y con empate en el marcador, Koeman introdujo en el campo a Messi tras el descanso, lo que supuso una gran noticia para el propio Griezmann.

Y es que tres minutos después de que se reanudara el juego, sin tocar el balón Messi asistió a Griezmann que ya a puerta vacía no podía fallar y logró hacer el 2-1.

Más tarde Koeman decidió sustituir a Griezmann por Braithwaite dejando sensaciones agridulces el francés en su última aparición. Suma dos jornadas consecutivas marcando pero una importante colección de errores de cara a portería.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *