Bizkaia
Athletic // varas de medir

El "Gurpegui hijo de p... muérete" no les parecía tan grave

Por Unai Ezenarro
Lunes, 16 de diciembre de 2019. 11:51
Carlos Gurpegui regaló una camiseta personalizada a Jupp Heynckes.

"Me están llamando yonqui, haga algo"... "Yo no escucho nada"... "¿Cómo que no? Si lo están gritando en este mismo momento"... "Es que el pinganillo no me deja oír"... Ese fue el relato del jugador del Athletic Club Carlos Gurpegui del diálogo que mantuvo en la segunda parte con el colegiado santanderino Teixeira Vitienes II cuando Ultra Sur lanzó gritos ofensivos contra el navarro y los vascos en el Santiago Bernabéu. El árbitro cántabro aquel día se lavó las manos. Así lo recogía literalmente el diario El Correo en el año 2012.

A su vez, en febrero de 2011 en el Manzanares, en una victoria por 0-2 de los de Joaquín Caparrós, se oyó nítidamente gritar "¡Gurpegui eres un yonqui!" y "¡pásame un gramo, Gurpegui pásame un gramo!" antes de que llegara lo del "¡Gurpegui hijo de puta muérete!". Eso gritaron los ultras del Frente Atlético. ¿Quién pitaba y no recogió nada en el acta? El otro hermano Teixeira Vitienes, el I, aunque era el hermano menor. Si no se reflejaba en el Acta ningún Comité podía hacer nada con el asunto.

El vídeo de aquellos hechos, que aquí recogemos para ustedes, es terrorífico... Por el menosprecio, por los graves insultos y por la falta de defensa del trencilla a un jugador que le pedía amparo.

"Roman Zozulia, puto nazi": la polémica vuelta a Vallecas

Ahora con la retirada del Albacete del partido ante el Rayo Vallecano por los gritos de nazi contra el jugador ucraniano de los machegos "Zozulya, puto nazi, fuera de Vallecas", este caso vuelve a la palestra por las diferentes varas de medir. Sería importante que los equipos se retiren del campo al ser agredido verbalmente alguno de sus integrantes, pero también que haya más sensibilidad para todos los casos.

Sin pancartas ofensivas en las gradas pero con numerosos insultos como "Los fascistas fuera de Vallecas" o "Roman Zozulia, puto nazi", el colegiado del encuentro tomó la determinación durante el primer tiempo de parar el partido y pedir por megafonía que cesaran este tipo de proclamas al tiempo que amenazaba con la suspensión del duelo.

Tras el descanso, los directivos del Albacete se negaron a que sus jugadores volvieran a salir al terreno de juego. Finalmente se tomó la decisión de suspender el encuentro.

El pasado es difícil de reparar, lo sufrido por el navarro de Andosilla sólo lo saben él y su familia. Un Gurpegui, sancionado por dopaje tras un derbi con la Real Sociedad en Anoeta, que en sus entrevistas de años después reconocía que "padecí tanto por esa época que he aprendido a odiar".

Roman Zozulya, hoy día jugador del Albacete posando con armas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Su comentario se ha enviado correctamente.
Su comentario no se ha podido enviar. Por favor, revise los campos.