Secciones

La historia del día en que San Mamés abrió sus puertas por primera vez

Un contenido de:
ElDesmarque Bizkaia

Jueves, 26 de Marzo de 2020. 09:08
La tribuna del viejo San Mamés el día de su inauguración en 1913
La tribuna del viejo San Mamés el día de su inauguración en 1913

Siempre es buen momento para recordar la historia del Athletic Club, aunque quizás más aún en estos días de encierro obligado en nuestras casas. En esta ocasión repasaremos un pedazo de historia del viejo y añorado San Mamés. La Catedral comenzó a derribarse en junio de 2013 para acometer la última fase de la construcción del nuevo estadio poco antes de cumplir un siglo de vida. Fue un 21 de agosto de 1913 cuando San Mamés abrió sus puertas por primera vez para iniciar su leyenda. Camino ya de los 106 años.

La construcción del campo en el centro de la capital marcó un hito en el Athletic Club. Después de comprar los terrenos por 89.000 pesetas, un dineral en aquella época, el 20 de enero de 1913 se ponía la primera piedra del proyecto que presentó el arquitecto bilbaíno Manuel María Smith.

Imagen del partido Athletic-Real Racing de Irun con el que se inauguró el viejo San Mamés.
Imagen del partido Athletic-Real Racing de Irun con el que se inauguró el viejo San Mamés.

El 21 de agosto de ese mismo año, en plenas fiestas del Botxo, se inauguró el flamante San Mamés, que tomó su nombre de un asilo colindante. Disponía de 3.500 localidades y se colgó el 'no hay billetes' tras vender todo el papel a precios entre las 18 pesetas de los palcos y una peseta de la General.

El Athletic y el Racing de Irun, vigente campeón de Copa, disputaron el primer partido dentro de un torneo que completaba el Sepherd's Busch inglés. Seve Zuazo tocó el primer balón a las 17.15 horas en el saque inicial y solo unos minutos después el legendario Rafael Moreno Pichichi tuvo el honor se convertirse en el primer goleador. El irundarra Patricio firmó el 1-1 con el que finalizó el match. Aquel fue el glorioso primer capítulo de los cientos que se escribieron en uno de los escenarios icónicos del fútbol mundial.

En el video, del que se puede disfrutar pinchando aquí, se pueden ver las únicas imágenes en movimiento, apenas tres minutos, de aquella cita histórica gracias a una película restaurada por la Filmoteca de Zaragoza en 1997 bajo la supervisión de Peio Aldazabal y Ana Marquesán.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *