Mi primera vez en San Mamés: 50 años viviendo en rojiblanco

Un contenido de:
Joseba García

Domingo, 19 de Abril de 2020. 11:08
Joseba García, presidente de la Peña Deusto del Athletic Club, en San Mamés.
Joseba García, presidente de la Peña Deusto del Athletic Club, en San Mamés.

Cuando Asís Martín me mandó un Whatsapp ofreciéndome la oportunidad de contar mis mejores experiencias rojiblancas, tuve un auténtico dilema, ya que no recuerdo un solo día en el que no haya pensado en rojiblanco, y os explicaré por qué lo digo.

Me he criado detrás de la barra de un bar de Deusto, el Niza, propiedad, primero de mis abuelos y posteriormente de mi aita. En ese entorno es muy difícil que transcurra un día sin hablar del Athletic Club, ademas mi aita, zamorano de nacimiento pero muy bilbaino de adopción, ya que vino a los 14 años, era un gran forofo y siempre estaba dispuesto a apostar a favor del Athletic. Con lo que la mayoría de los clientes iban al Niza para hablar con él del Athletic y hacer alguna apuesta.

Creo que ahora se entiende mejor por qué mi vida ha transcurrido en su gran parte envuelto en el mundillo Athletic, por lo que seleccionar los momentos mas significativos se me hace muy difícil, pero lo voy a intentar y a concentrar en 4 momentos.

Campeones de liga 83-84

Nunca se me olvidará ese día, el Athletic jugaba frente a la Real Sociedad en San Mamés y el ambiente en el barrio era muy bueno, con muchas banderas en los balcones. Mi aita, socio desde que llego a Bilbao con 14 años, iba a ir a ese partido con mi hermano el mayor, así que yo me quedaba sin poder ir, ya que todavía no era socio.

Pero de repente la historia dio un vuelco ya que se presentó en el bar una cuadrilla muy grande a comer una mariscada y mi aita no pudo ir y yo fui en su lugar.

Lo recuerdo como si fuese ayer, en los alrededores de San Mamés el ambiente era brutal y cuando entré dentro me quedé impactado. Toda la grada llena de banderas, la gente no paraba de cantar el himno y poca gente se sentaba, para mi, que era uno de mis primeros partidos en San Mamés fue impresionante y para redondear el día ganamos nuestra octava liga.

Dani levanta un nuevo título de Copa con el Athletic Club en Madrid.
Dani levanta un nuevo título de Copa con el Athletic Club en Madrid.

La final de Copa del 85

Esa final se me ha quedado grabada a fuego en la memoria. Empezare diciendo que mis aitas no se perdieron ninguna final y que a todas ellas iba en un Renault 12 amarillo que decoraban de tal forma, que el amarillo no se apreciaba. También le ponían unos altavoces en la baca donde sonaba el himno continuamente. A estos viajes siempre iban con otro matrimonio, pero en esta final del 85 hubo una “pequeña” variación.

Los altavoces que alquiló mi aita eran extremadamente grandes e iban acompañados de un amplificador, donde también estaba incorporado el radiocasete. Este amplificador lo tuvieron que poner en los pies del asiento del copiloto por lo que no entraba un adulto, así que les “sugerí” que podría ir yo, ya que mis piernas sí entraban y hacia falta alguien para poner la casete con el himno cada vez que el momento lo requería. Así que de repente me vi montado en el coche camino de Madrid.

Recuerdo como si fuese ayer, que cada vez que adelantábamos un bus con aficionados o parábamos en un área de descanso (que prácticamente paramos en todas) mi aita me decía “pon el himno” y se montaba una fiesta alrededor del coche espectacular, ya que las áreas de servicio estaban llenas de buses rojiblancos.

Pero lo que mas a fuego se me quedo grabado fue cuando llegamos a Madrid. Recuerdo que estábamos pasando justo por enfrente del la Puerta del Sol, lugar de concentración rojiblanca en aquellos años, mi aita me dijo las palabras mágicas “pon el himno” y así lo hice, pues el cristo que se monto alrededor del coche, con gente cantando y bailando, fue tal, que tuvo que venir una patrulla de los municipales, y lejos de mandarnos apagar el himno y echarnos de allí, nos mando entrar en una de las calles laterales y cortando esa calle con un bus cruzado a la entrada, la convirtieron en peatonal así que imaginaros la que se lió en esa calle. Toda llena de banderas rojiblancas, la gente en los balcones también animando, una locura, y yo de DJ,... apoteósico.

Mi primera vez de socio

Recuerdo que era un martes, partido de vuelta contra el Newcastle, con un ambiente en Bilbao por todo lo alto, ya que en el partido de ida, en Saint James’ Park, remontamos un 3-0 finalizando el partido 3-2, lo cual nos daba muchas posibilidades de eliminarles.

Si a esto le unimos que todavía no me habían dado el carnet y que no tenia claro si iba a poder entrar en San Mamés, podéis imaginaros mis nervios durante todo el día. Yo había solicitado el cambio de titular de mi aita, recientemente fallecido, pero todavía no me lo habían hecho, lo cual me hizo estar mucho tiempo en Ibaigane para que me lo solucionaran, al final me dieron una invitación de mi propia localidad y pude asistir al partido.

Sobre el partido, que contar… para mi uno de los mejores partidos de la historia reciente del Athletic, junto con la semifinal contra el Sevilla FC de Del Nido.

Fundación de la Peña Deusto

Y para terminar el repaso de mi vida rojiblanca, no me puedo olvidar del 9 de diciembre del 1995, día en el que nos juntamos 5 amigos que nos conocíamos de intercambiar pin´s de peñas del Athletic y creamos los estatutos de la Peña Deusto.

A partir de ahí, mi sentimiento rojiblanco se multiplicó por 1000 ya que empecé a ver al Athletic desde el punto de vista de numerosos peñistas repartidos por todo el mundo con quienes entablamos grandes amistades.

Durante estos 25 años mi asistencia a cientos de actos de peñas como inauguraciones, congresos, aniversarios, etc... han hecho que esta amistad perdure en el tiempo hasta el día de hoy. Puedo asegurar que la creación de la Peña Deusto fue un antes y un después en mi vida.

Hay muchos mas momentos inolvidables teñidos de rojiblanco, como la inauguración de la Peña, en 1999, con mas de 500 peñistas en la desaparecida discoteca Garden, o los numerosos viajes siguiendo al Athletic por los campos españoles o en bus-litera recorriendo Europa. Como el que hicimos para ir a la final de Bucarest, en el que estuvimos 8 días de viaje, visitado 4 ciudades y recorriendo mas de 6.500 kilómetros. Pero eso es otra historia que ya contaré en mis memorias rojiblancas.

Y para terminar este resumen también tengo que acordarme de momentos amargos que, aunque muchos menos, también los ha habido.

La eliminación en semifinales de la copa a penaltis en San Mames por parte del Real Betis en el 2005 o el ultimo partido jugado en el viejo San Mamés, son algunas de ellas. Pero el día en que verdaderamente se me rompió un trozo del corazón fue el día que presencié como tiraban el arco, para mi finalizaba una etapa muy importante de mi vida.

Finalizo mi resumen rojiblanco animando a todos y todas a seguir luchando contra este dichoso virus porque estoy seguro que le vamos a ganar este partido y pronto estaremos en San Mamés disfrutando de nuestro Athletic.

Otros testimonios de la serie 'Mi primera vez en San Mamés'...

Una 'manita' del Bilbao Athletic

Un niño subido a un banquito

Jupp Heynckes & Julen Guerrero

Fue nada más nacer

Una 'Catedralada' rumbo a la UEFA

Cantamos 'Geuria da ta Geuria da…'

Un hat trick de Fidel Uriarte

50 años viviendo en rojiblanco

Del 'dientes, dientes' al 'garras, garras'

Subido a la famosa valla

Taquicardias con el 'Txopo' Iribar

Un penalti de pillo de Piru Gainza

Iribar era mi héroe y no me defraudó

En trolebús para ver un 5-0

Tirando almohadillas como un poseso

Aún había entradas de militar

El detalle de Radomir Antic

Un juvenil que debuta con goleada

Lo increíble de pisar la hierba

El Athletic Club de mi Familia

Lo mejor del Athletic es la gente

Pañuelos a Manolo Sarabia

Marea de niños y madres con banderas del Athletic

De Ricardo Zamora a la Lejía el Conejo

¡Iribar es cojonudo!

1 comentario

  1. William Vásques

    Sou do Brasil espero um dia estar na Catedral Amo Athletic ‼️

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *