Mi primera vez en San Mamés: ¡Iribar es cojonudo!

Un contenido de:
Agustín Benito

Martes, 12 de Mayo de 2020. 09:45
El periodista Agustín Benito vigila en San Mamés a David Vidal.
El periodista Agustín Benito vigila en San Mamés a David Vidal.

El Athletic Club ganó. En aquella época ganaba casi siempre en San Mamés. Aquella victoria no fue una victoria mas. Vi por primera vez a Iribar, al mejor portero del mundo, y a Fidel Uriarte, un delantero cercano, autor de uno de los goles. Me quedé con las ganas de ver a Txutxi Aranguren, otro ídolo de los chavales portugalujos (al menos el mío). Un futbolista que siempre aparecía en las alineaciones de aquel equipo campeón cuya alineación recito sin dudar. Era un equipo campeón: el Rey de Copas. Palabras mayores.

Fui con mi amigo Mundín, un merengón confeso y fiel, que fue quien se encargó de convencer a mis padres para que me dejaran ir a San Mamés. Mi cobertura entonces llegaba desde el campo de San Jorge de Santurtzi, hasta Lasesarre o Las Llanas.

Recuerdo que fuimos con mucha antelación. Cogimos el tren en Portugalete y nos bajamos en Olabeaga. Un tren abarrotado y una cuesta corta y empinada antes de llegar a San Mamés, donde nos esperaba un tío de mi amigo Mundin, un “txapelgorri”. Un tío con mucha suerte, pensé yo, porque podía ver todos los partidos del Athletic.

Vimos el partido en el Fondo Norte cerca de Iribar en la primera parte y lejos de Fidel Uriarte. “El Txopo” vestido de negro. El ídolo, al que había visto en contadas ocasiones por televisión y en algún reportaje del Nodo, no falló. Aquel día en San Mames, se coreó el” IRIBAR ES COJONUDO. ¡Qué gran momento!

Mi amigo Mundin, que como buen merengón ya idolatraba al recién llegado Gunter Netzer, un futbolista alemán que llamaba la atención por su cabellera larga y rubia, y porque era uno de los mejores futbolistas de Alemania. Fue quien me acompañó en aquel partido tan especial que ganó el Athletic con un gol de Fidel Uriarte y con otro de Agustín Guisasola. Alguna vez lo hemos recordado.

PD: 47 años después sigue intacta, mi admiración por el TXOPO sigue intacta...

Markel Susaeta recibía en San Mamés su trofeo al cumplir 500 partidos de Etxebe, Iribar y Rojo.
Markel Susaeta recibía en San Mamés su trofeo al cumplir 500 partidos de Etxebe, Iribar y Rojo.

Otros testimonios de la serie 'Mi primera vez en San Mamés'...

Una 'manita' del Bilbao Athletic

Un niño subido a un banquito

Jupp Heynckes & Julen Guerrero

Fue nada más nacer

Una 'Catedralada' rumbo a la UEFA

Cantamos 'Geuria da ta Geuria da…'

Un hat trick de Fidel Uriarte

50 años viviendo en rojiblanco

Taquicardias con el 'Txopo' Iribar

Un penalti de pillo de Piru Gainza

Iribar era mi héroe y no me defraudó

En trolebús para ver un 5-0

Tirando almohadillas como un poseso

Aún había entradas de militar

El detalle de Radomir Antic

Un juvenil que debuta con goleada

Lo increíble de pisar la hierba

El Athletic Club de mi Familia

Lo mejor del Athletic es la gente

Pañuelos a Manolo Sarabia

Marea de niños y madres con banderas del Athletic

De Ricardo Zamora a la Lejía el Conejo

¡Iribar es cojonudo!

Feliz en un Athletic-Burgos sin goles

Atento al despiste del boina de la entrada

Mi idilio con La Catedral

De la mano de Iru en el homenaje a Goiko

Un gol de 'Rocky' Liceranzu como una gabarra

De las chuches de niño a ir al Flower

El viaje iniciático de Manolo Delgado

Aquel maldito gol de Bettega

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *