Mi primera vez en San Mamés: De Ricardo Zamora a la Lejía Conejo

Un contenido de:
Piru Azua

Lunes, 11 de Mayo de 2020. 12:09
Lev Yashin, Ricardo Zamora e Iribar en San Mamés (Foto: Elorza/Museo del Athletic).
Lev Yashin, Ricardo Zamora e Iribar en San Mamés (Foto: Elorza/Museo del Athletic).

Yo tenía 10 años la primera vez que fui a ver un partido del Athletic Club en directo. Para mí el día en el que mi aita me dijo que me iba a llevar a San Mamés fue la leche, porque por entonces yo solía ir a ver al Indautxu a Garellano, ya que Jaime Olaso era amigo de mi padre, pero la verdad es que al Athletic nunca lo había visto. Fue en la temporada 1955-56, un domingo, de la emoción que tenía no hacía más que darle la paliza a los amigos en el colegio, que me escuchaban con envidia, claro.

Recuerdo, aunque tengo que hacer un gran esfuerzo para hacerlo, que ya antes de enfilar al campo me llevó mi padre con sus amigos a tomar algo por Zabalburu; allí yo, claro, estaba tan solo con un mosto y unas aceitunas, pero ya me sentía el rey del mambo.

En cuanto al partido creo que fue a las cuatro de la tarde, porque habíamos comido prontito antes de ir a tomar el café a esa zona de Bilbao. Tras recoger a Oncalada, el del bar, me llevaron a la General y me pusieron en la barandilla blanca que había. Tras la raya del campo había una barandilla en San Mamés. Y allí la verdad es que estaba como loco, porque no os podéis imaginar la ilusión que me hacía ver de cerca a esos jugadores.

Puedo recordar, porque aquel equipo del Athletic duró la tira y nos conocíamos todos la alineación de memoria, a los Carmelo, Orue, Garay, Canito, Mauri, Maguregui, etc... Jugaban contra el RCD Espanyol, cuyo entrenador era nada menos que Ricardo Zamora. Lo sé porque me lo dijo mi aita como dato importante, ya que Zamora había sido un portero muy famoso. De talla mundial.

En acción el portero Ricardo Zamora, apodado “El Divino”. Un clásico en San Mamés.
En acción el portero Ricardo Zamora, apodado “El Divino”. Un clásico en San Mamés.

De los jugadores 'pericos' estaba Ramallets y, sobre todo, un tal David Casamitjana. ¿Y por qué me fijé en él? La cosa tiene tela... Porque en Ercilla, al lado de la casa de K-Toño Frade, en lo que hoy es Isalo, fabricaban la que decíamos 'Lejía el Conejo', y la empresa se llamaba Casamitsana y Mensa; a mi me chocó aquello y pensé, 'éste es el de la lejía' jajaja.

Ese día fue una gozada, de los de no dormir, porque hasta llevé un abrigo nuevo, ya que era invierno. En aquellos años 'nuevo' es que heredabas algo de tu hermano mayor o del primo, etc... En fin, mi siguiente partido volvió a ser con la Sociedad Deportiva Indautxu, pero esa es ya otra historia.

Otros testimonios de la serie 'Mi primera vez en San Mamés'...

Una 'manita' del Bilbao Athletic

Un niño subido a un banquito

Jupp Heynckes & Julen Guerrero

Fue nada más nacer

Una 'Catedralada' rumbo a la UEFA

Cantamos 'Geuria da ta Geuria da…'

Un hat trick de Fidel Uriarte

50 años viviendo en rojiblanco

Taquicardias con el 'Txopo' Iribar

Un penalti de pillo de Piru Gainza

Iribar era mi héroe y no me defraudó

En trolebús para ver un 5-0

Tirando almohadillas como un poseso

Aún había entradas de militar

El detalle de Radomir Antic

Un juvenil que debuta con goleada

Lo increíble de pisar la hierba

El Athletic Club de mi Familia

Lo mejor del Athletic es la gente

Pañuelos a Manolo Sarabia

Marea de niños y madres con banderas del Athletic

De Ricardo Zamora a la Lejía Conejo

De la mano de Iru en el homenaje a Goiko

Feliz en un Athletic-Burgos sin goles

Atento al despiste del boina de la entrada

Mi idilio con La Catedral

Un gol de 'Rocky' Liceranzu como una gabarra

De las chuches de niño a ir al Flower

El viaje iniciático de Manolo Delgado

Aquel maldito gol de Bettega

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *