Damaris Egurrola, entre la libertad personal y el dolor athleticzale

Un contenido de:
ElDesmarque Bizkaia

Domingo, 07 de Junio de 2020. 10:06
La jugadora del femenino Damaris Egurrola se va del Athletic Club.
La jugadora del femenino Damaris Egurrola se va del Athletic Club.

Siempre pasa cuando alguien se va motu proprio del Athletic. Se genera un fuerte debate en las redes. La jugadora Damaris Egurrola se ha despedido del Athletic Club a través de un comunicado en sus redes sociales en el que señala que se va del equipo rojiblanco "con la conciencia tranquila de haberlo dado todo hasta el último día" y "preparada para afrontar una nueva etapa".

"Toca despedirme del club que ha sido todo para mí en estos cinco últimos años. Siento que ha llegado la hora de nuevos desafíos que siempre he soñado y que afronto con mucha ilusión", señala la prometedora centrocampista, de 20 años, en el comienzo de esa nota.

Lo cierto es que lo leído en las RRSS no se aleja de debates similares surgidos con la marcha de jugadores del masculino como Fernando Llorente, Javi Martínez, Ander Herrera o Kepa Arrizabalaga. Se acepta, o se debería aceptar, su libertad para decidir lo mejor para sí, pero también queda el doble dolor de la pérdida de una gran activo deportivo y la puñalada sentimental. Por ahí el hincha no pasa.

Al hincha le gustaría que las y los jugadores compartieran su cosmovisión del fútbol y del club de sus amores. Claro que la afición no se juega su dinero con esas ofertas. Es un equilibrio complicado. Los que no tenemos que elegir nos apuntamos a la frase de Marcelo Bielsa: “Cualquiera que se vaya del Athletic pierde, yo incluido”. 

La situación de Damaris Egurrola, que acaba contrato en junio, está por resolver.
La situación de Damaris Egurrola, que acaba contrato en junio, está por resolver.

Pero esa libertad para elegir, sólo faltaba, a veces se empaña con las formas. Las de un@s y de otr@s. Aymeric Laporte se fue como un señor. Y en el caso de Damaris aún resuenan las declaraciones de su padre en un programa nocturno hablando del Athletic como "ese equipo". Un nombre que Pablo Egurrola, aita de Damaris, no quiso ni pronunciar como tal. "Mi hija y yo no queremos seguir en... ¡ese club!". Ahora bien...

La marcha de jugadores y jugadoras del Athletic siempre deja cierta sensación de despecho en la afición; pero de ahí al insulto debería de haber un abismo. Eso también es ‘Gure Estiloa’

Las razones de Damaris Egurrola

Damaris (26-08-1999) añade que "esa ambición y esas ganas, unidas a una serie de circunstancias", son las que le han llevado a tomar la decisión de finalizar su etapa en el Athletic para comenzar otra cuyo destino no desvela. Pero se da por hecho que el FC Barcelona, el PSG o el Real Madrid.

"Entiendo que habrá todo tipo de opiniones, pero por eso pido respeto y comprensión ante una situación que quizás no se ha dado desde un inicio como queríamos y que realmente es complicada de tomar a nivel personal", confiesa.

En la despedida, la jugadora nacida en Orlando (Estados Unidos) recuerda "muchas horas en Lezama, muchas experiencias y partidos inolvidables" como los que disputó "con el filial", su debut en la Liga Primera Iberdrola o "el inolvidable momento de saltar a jugar en San Mamés".

Damaris golpea el balón rodeada de jugadoras del RCD Espanyol (Foto: Athletic Club).
Damaris golpea el balón rodeada de jugadoras del RCD Espanyol (Foto: Athletic Club).

Damaris, además, agradece el "trato recibido" por parte de "cuerpos técnicos, médicos, utillera, empleados del club" y también a sus compañeras en estos años. "Siempre estaré agradecida a toda la gente que me he podido encontrar y al haber podido hacer amistades más allá del fútbol; amistades que ya son de por vida", destaca.

El dinero y el ejército de abogados...

La medio centro titular de los últimos años, tanto para Joseba Aguirre como para Ángel Villacampa, termina contrato el próximo 30 de junio y fue incluida por el Athletic, junto a Maite Oroz, en la lista de compensación del convenio colectivo femenino de jugadoras menores de 23 años sujetas a una cláusula de formación, que en su caso es de 250.000 euros.

Hay que decir que comparado con otros clubes, que llegan a pedir un millón de euros, la cantidad establecida por el Athletic no parece exagerada. Sin embargo el padre de la futbolista ha cogido un ejército de abogados para denunciar en Madrid el convenio, que consta de 34 páginas. Un convenio vigente para esta liga, claro, no para otras. Veremos cómo acaba la cosa...

2 comentarios

  1. Martin

    Parece que podría irse al PSG, y así no dejar nada en las arcas de Ibaigane... Lo del convenido creo que es sólo para equipos de la liga Iberdrola.

    Desde luego, un gesto que "le honraría"...

  2. Aitor

    Para mi lo más feo es lo que se dice al final... ese ejercito de abogados para no pagar al Athletic los derechos de formación... Ya vemos lo agradecida que está... Y bueno, que un pico sería para ella, el único que perdería sería el club al que vaya, aunque a cambo se queda con la jugador.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *