El autobús de Garitano

Un contenido de:
Alejandra Herranz

Sábado, 20 de Junio de 2020. 19:36

En febrero de 2006, Javier Clemente era el entrenador del Athletic Club. Próximo a enfrentar al Real Madrid en partido de liga, Clemente había advertido: “¿Cómo no voy a reconocer que Robinho, Ronaldo o Zidane son jugadores majestuosos? Son los mejores jugadores del mundo. ¿Cómo voy a intentar imitarlos? No es posible. Me van a decir que voy a poner el autobús. Y qué quieren que haga. La velocidad, la técnica, la cantidad de jugadores y el dinero es mayor en el Madrid. Sin embargo, quiero ganar”.

Han pasado 14 años de la anécdota del autobús, que tanto había molestado a sus entonces dirigidos en el Athletic. Hoy el equipo bilbaíno tiene otro entrenador y, también, otros jugadores. Acaso, un autobús de mejor calidad futbolística, aunque con sus mañas -echarse atrás con el marcador a favor en lugar de ir a buscar el resultado o los desacoples defensivos cuando tenemos buenos jugadores en la zaga.

¿Cómo se llega a clasificar para competiciones europeas, sea la Champions o la Europa League? ¿Se puede clasificar con un autobús? Sí, se puede. Sólo que, para lograr ese objetivo, hace falta una confluencia de muchos factores: determinación, actitud, vocación, voluntad, deseo, azar, ambición, querencia, sin que éstos sean los únicos.

Gaizka Garitano, míster del Athletic, dirige en San Mamés ante el Betis (Foto: LaLiga).
Gaizka Garitano, míster del Athletic, dirige en San Mamés ante el Betis (Foto: LaLiga).

El Athletic recibió al Real Betis Balompié en su segundo partido en San Mamés por la trigésima jornada de LaLiga Santander, en el marco de la pandemia por coronavirus y sus singulares protocolos: cuidados higiénico-sanitarios, ausencia de público en las gradas.

Al minuto cero eran el décimo contra el decimocuarto en la clasificación: 39 puntos contra 34. Con Garitano renovado por una temporada más en el banquillo athleticzale y con Rubi todavía en su silla de míster, aunque muy, muy flojilla. Con la Europa League a tiro de las implacables matemáticas de sumar 3 puntos por cada uno de los 8 partidos restantes para la finalización de la extraña temporada 2019-2020; los ansiados 24 puntos para llegar a puestos europeos.

Este era el contexto clasificatorio del partido Athletic-Betis. Pero, la realidad y el deseo no suelen congeniar mucho; esa cosa de lo que nos sucede y de los planes que tenemos. Unas veces me siento feliz con el autobús. Otras veces, le exijo más porque creo que puede dar más: si no, no se lo pediría.

El Athletic se adelantó a los 6 minutos, tras un tiro libre rasante de Unai López que pasó a Córdoba quien centró al área chica, donde Íñigo Martínez conectó de tacón y mandó a la red; su primer gol con el Athletic desde que llegó. Luego se repartieron ocasiones, aunque el Athletic fue algo más eficaz atendiendo los tiros de esquina que tuvo.

Unai Simón tapa un barullo del Betis en su área (Foto: LaLiga).
Unai Simón tapa un barullo del Betis en su área (Foto: LaLiga).

En la segunda parte, la situación no varió mucho. Los cuerpos acusaron el cansancio de la intensidad: el apretado calendario en un mes de 10 partidos para cada equipo, poco contribuye al logro de objetivos, particularmente de los europeos.

Pero el Athletic volvió a sus mañas: ceder el control del balón con el marcador a favor, dejar ahogarse al mediocampo. Así llegó un penalti para el Betis, pese al remate en el larguero de Raúl García. Lo chutó Canales, mal.

Se mantuvo el resultado favorable al Athletic: 1-0, a pesar del golpe en el larguero de Asier Villalibre, que había entrado por Iñaki Williams a los 92 minutos. Que Garitano esperó a los últimos 15 minutos de juego para realizar cambios; que se habían añadido 7 minutos.

Alcanzó el gol de Íñigo Martínez para el triunfo del Athletic. Son 3 puntos importantes, sí. Sin embargo, al autobús actual le resta un trecho importante para llegar a los puestos europeos. Y, creo, necesita algunos ajustes. Garitano, tienes tarea para pensar tu estrategia.

1 comentario

  1. Eki

    Es triste que un entrenador no confíe en su plantilla nos quita la ilusión del aficionado de ver a gente joven de la casa, queremos sangre nueva,el ganar como sea es de otros lares,nosotros somos el athletic orgulloso de su cantera,con cantera y afición no hace falta importación, eso no nos desilusioneis athletic geuria delako

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *